·

Anuncian nuevas exploraciones en Malvinas

A pesar del fracaso en su primer intento, los ingleses siguen buscando petróleo en el mar argentino cercano a las Islas. La empresa Rockhopper Exploration comenzó los trabajos del segundo pozo en la cuenca marina.



(Buenos Aires, abril 17 de 2010) – Inversores contratados por el gobierno británico iniciaron un segundo intento por encontrar hidrocarburos en la zona marítima argentina cercana al archipiélago de Malvinas. La empresa Rockhopper Exploration informó del comienzo de los trabajos del segundo pozo, luego de que Desire Petroleum encontrara volúmenes de petróleo que no justificaban su explotación.


Utilizando la misma plataforma usada por Desire, Ocean Guardian, Rockhopper inició la exploración del pozo llamado Sea Lion a una profundidad de referencia de alrededor de 2.700 metros, en la cuenca Norte del archipiélago.


La empresa que licitó este pozo, Rockhopper Exploration, indicó que espera que el programa de perforación pueda completarse en 34 días. La semana pasada, Desire Petroleum, que encaró exploraciones petrolíferas en las aguas de las Islas Malvinas, «tapó y abandonó» el primero de los pozos de su concesión.


Se trata de un yacimiento que estaba ubicado en la cuenca Malvinas Norte y que, tras «completar el registro final, fue abandonado como descubrimiento» de gas y petróleo.


Si bien se encontró gas allí, la decisión de la compañía de dejar el pozo confirma la información que brindó a finales de marzo pasado, que indicaba que las cantidades de gas y petróleo en ese lugar podían ser pequeñas y de escasa calidad.


La primera perforación en aguas de las Malvinas fue «técnicamente exitosa» pero «comercialmente no exitosa», es decir que la empresa halló petróleo pero en una cantidad insuficiente para ser explotada de manera viable.


La petrolera precisó que encontró los primeros «indicios de hidrocarburos» a 2.550 metros y que las operaciones posteriores mostraron que puede haber petróleo «en finos intervalos pero que la calidad de la reserva es pobre».


Los temores a un fracaso de la primera prospección petrolera en las Malvinas en más de 10 años decepcionaron al mercado y la acción de Desire perdió cerca de un 50% de su valor en el Alternative Investment Market (AIM) de la Bolsa de Valores de Londres, dedicado a la pequeña y mediana empresa.


Incluso se vieron afectadas la mencionada Rockhopper Exploration y Falkland Oil and Gas, que también tiene previsto iniciar perforaciones en las cuencas Norte y Sur de las Malvinas.


La exploración petrolífera desató una fuerte disputa diplomática entre el Reino Unido y Argentina, que mantiene su reclamo de soberanía sobre las islas.



Fuente: NA