·

En medio del escándalo, Riquelme dijo que quiere retirarse en Boca

En medio de la polémica, Juan Román Riquelme aseguró que su relación con Martín Palermo es "normal", y ratificó su deseo de retirarse "con la camiseta de Boca", en momentos en que aún no está confirmada su continuidad. El 30 de junio vence su contrato y no sabe si lo renovará. Dijo que con Martín Palermo mantiene "una relación normal, de trabajo", y añadió que "en el vestuario no pasa nada raro".


«Es una relación normal, de trabajo», señaló el volante, y añadió que «en el vestuario no pasa nada raro».



En ese sentido, sostuvo: «Los dos ganamos muchas cosas juntos, y varias veces gracias a los goles de Martín. No tiene nada que ver que vayamos juntos de la mano».



«Después del partido contra Arsenal lo felicité por el récord», confió el volante en torno a la controversia surgida tras el primer gol de Palermo ante Arsenal, que lo convirtió en el máximo artillero en la historia de Boca.



Riquelme le dio la asistencia al goleador, y aseveró que se siente «más feliz con un pase que con un gol propio», pero festejó la conquista separado del delantero.



«No quería festejar detrás de ese arco. El domingo viví algo muy desagradable», reveló el talentoso mediocampista, en referencia al lugar que habitualmente ocupa la barra brava de Boca.



Según trascendió, los integrantes de ese grupo se reunieron con


algunos jugadores, entre ellos Riquelme, y le habrían pedido que le dieran más juego a Palermo, entre otras cosas.



«No voy a decir nada más del tema. No soy vigilante», expresó


escuetamente durante su encuentro con la prensa, el primero tras


la polémica.



Por otra parte, aseveró que quiere «disfrutar estos últimos partidos» y después del 30 de junio -cuando se vence su contrato- se verá que es lo mejor para mí y para el club».



En ese contexto, el mediocampista quedó descartado para el encuentro del domingo ante Gimnasia, debido a una molestia muscular.



El jugador, en consecuencia, no podrá actuar y su reemplazante


sería Federico Insúa.



La ausencia obligada de Riquelme complicó el panorama del entrenador interino, Roberto Pompei, ya que planeaba repetir la


formación que goleó a Arsenal en la jornada anterior.



Por lo tanto, Boca irá a La Plata con la siguiente alineación: Javier García; Ibarra, Muñoz, Morel Rodríguez y Monzón; Medel, Erbes, Chávez e Insúa; Gaitán y Palermo.