·

Traficó cocaína a España con un camión «tuneado» del Rally Dakar

Cayó una banda que ocultó 814 kilos de droga en un camión que hizo el recorrido del Dakar Argentina-Chile. El rodado fue interceptado en Bilbao. Pretendían introducirla en Ibiza. Detuvieron a ocho españoles. Tiene un costo de 16 millones de euros.


La Policía Nacional de España incautó 814 kilogramos de cocaína que habían sido ocultados en 32 dobles fondos practicados en un camión «tuneado» para simular su participación en el reciente rally Dakar Argentina-Chile 2010.



Según publica el diario español El Mundo, el vehículo había sido transformado para adaptarlo a su presunta participación en la competición, celebrada en enero en Argentina y Chile, como camión-taller de apoyo y estaba serigrafiado con publicidad y los logotipos de la prueba.



En esta operación, que ha contado con la colaboración de la Policía Federal Argentina, los agentes detuvieron en Bilbao, Barcelona e Ibiza a los siete miembros, todos españoles, de una de las redes más importantes de introducción de cocaína en la isla de Ibiza, destino final de la droga interceptada.



Además, en el piso que el jefe de la organización, T.M.B.T., poseía en Barcelona, se encontró una maleta preparada para su huida con documentación falsa argentina y 6.000 euros.



También se secuestró a la red 15 mil pastillas de éxtasis embolsadas, 4,5 kilogramos de hachís, balanzas de precisión, dos armas largas, munición y cargadores de pistola, y casi 47 mil euros, entre otros efectos.



Los agentes identificaron el pasado verano a uno de los responsables de la mayor red de introducción de cocaína en las Islas Pitusas y averiguaron que había iniciado gestiones para preparar una nueva partida de droga de cara a la próxima temporada estival.



Esta persona había adquirido un camión que pretendía introducir en el rally Dakar 2010 como supuesto taller de apoyo a la competición para cargarlo en Argentina con la droga e introducirla en España a su vuelta.



Después de transformarlo y dotarlo de todo el material técnico y logístico necesario, incluida ropa oficial del rally para sus ocupantes, la primera etapa de este peculiar raid comenzó en el puerto de Bilbao, en los primeros días de enero, con el traslado del camión a Buenos Aires con dos de los responsables de la red a bordo.



Una vez allí, otros dos miembros de la red se trasladaron desde Ibiza a Buenos Aires para, con el resto de integrantes, realizar la carga de la droga.



La cocaína fue ocultada en los dobles fondos del camión en una finca a 100 kilómetros de Buenos Aires y el vehículo continuó en la ruta establecida por el rally hasta su finalización, sin participar pero siempre junto a los verdaderos corredores.



Tras concluir el raid, el jefe de la organización esperó a que el camión superara todos los trámites aduaneros necesarios para su embarque de regreso a España, otra vez al puerto de Bilbao, donde el pasado viernes, la red pretendía concluir su última etapa.



Sin embargo, cuando el camión llegó a Bilbao los agentes procedieron a la intervención del vehículo y a la detención de los dos miembros de la organización que se habían desplazado para hacerse cargo del rodado.



Dada la complejidad y perfección en la realización del sistema de ocultación, se tuvo que solicitar la colaboración del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT).



Durante más de 12 horas, los especialistas del GOIT utilizaron diverso material técnico hasta localizar la droga en los más de 32 dobles fondos practicados al camión.



Para acceder a cada escondite los especialistas del GOIT tuvieron que extraer una gruesa capa de madera para vislumbrar un ancho compartimiento de acero en el que se ocultaba la droga.



Una vez abierto dicho espacio tuvieron que retirar una envoltura de plomo -insertado para evitar que la cocaína fuera detectada si el vehículo era sometido a inspección por escáner- y, una vez quitada ésta, pudiera acceder finalmente a la droga.



De forma simultánea, los investigadores detuvieron al resto de componentes de la red, dos en Ibiza y tres en Barcelona.



La operación ha sido realizada por agentes del GRECO de Ibiza, adscrito a la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial; la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Cataluña; el GOIT y la colaboración de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera y la Policía Federal Argentina.




Fuente: Cadena 3