·

Cappa le ganó la pulseada a Ramón Díaz y será el nuevo entrenador de River

El presidente de River, Daniel Passarella, despidió a Leonardo Astrada de su cargo de técnico del equipo y de inmediato habló con Ángel Cappa, quien está a un paso de convertirse en el nuevo entrenador del conjunto de Núñez.


Por la tarde Passarella se reunió con integrantes de la comisión directiva y del consejo de fútbol, quienes no tuvieron otra alternativa que darle el vía libre al presidente del club para contratar a Cappa, quien le ganó la pulseada a Ramón Díaz.



Pero antes de la decisión de contratar a Cappa, con quien ya hay un acuerdo en todo y sólo falta que se oficialice su llegada, según confirmaron fuentes de la entidad de Núñez, hubo una historia, la que dejó sin trabajo a Astrada.



Todo se desencadenó muy rápido, porque se sabía que una derrota en Tucumán obligaría a Passarella a despedir a Astrada, teniendo en cuenta que el resto de la dirigencia hace rato que lo quería echar y el presidente del club era el único que lo sostenía en su cargo.



Pero el tibio empate de River de ayer ante los tucumanos adelantó los tiempos, Passarella se quedó sin argumentos para sostener a Astrada y tomó la decisión de despedirlo, aunque antes le pidió que renuncie, algo que el “Negro” reconoció públicamente.



Primero Passarella lo llamó a Daniel Bravo, el dirigente que estuvo con la delegación en Tucumán y éste le pasó e teléfono a Astrada.



En esa charla, según reconoció el propio ex técnico de River, Passarella lo citó para una reunión esta tarde y le dijo que “la situación está complicada”.



Ante esos dichos Astrada decidió no hablar con la prensa después del partido y se reunió con su cuerpo técnico en el hotel donde se concentraron en Tucumán.



A la madrugada llegaron a la conclusión que debían llamar a Passarella para que les dé una explicación y ahí el presidente de River le dijo que ya no sería el técnico del equipo.



En ese mismo momento Astrada juntó a todo el plantel y les comunicó la noticia, algo que cayó mal en los referentes, sobre todo en Matías Almeyda, quien podría dejar de jugar en River por este tema.



Una vez que trascendió la noticia todos los dirigentes de River le hicieron llegar a Passarella quien querían que sea el reemplazante de Astrada y el elegido por ellos fue en su totalidad Ramón Díaz.



Pero el que toma las decisiones en River, que es Passarella, eligió otro nombre y es el de Ángel Cappa.



El presidente de River ya se contactó con el ex técnico de Racing y Huracán y llegaron rápidamente a un acuerdo, tanto en lo deportivo como en lo económico.



Cappa llegaría a River con su ayudante de campo de toda la vida, Francisco “Fatiga” Ruso, y se le sumaría otro que tiene el mismo paladar futbolístico y que estuvo en la entidad de Núñez: Leonel Gancedo.



Esto podría quedar definido mañana mismo, cuando Passarella por primera vez en su gestión brinde una conferencia de prensa, algo que sucederá en el estadio Monumental.



Por lo pronto, en la práctica de mañana estará al frente del equipo Juan José López, el coordinador de las divisiones inferiores del club de Núñez.



En lo que va del Clausura, River apenas cosechó tres triunfos, cuatro empates y sufrió siete derrotas.



Es uno de los equipos menos goleadores del certamen, con sólo 8 tantos –únicamente Atlético Tucumán convirtió menos goles (6)- y tiene 13 tantos en contra.