·

Para el Fiscal, es inconstitucional la ley “de los 25 inviernos”

El Fiscal del Superior Tribunal de Justicia tachó por inconstitucional la cuestionada norma que impone privilegios para acceder al trámite jubilatorio. "Impacta en las finanzas del IPAUSS", observó, además Oscar Fappiano.



(Ushuaia, abril 8 de 2010) – El fiscal ante el Superior Tribunal de Justicia, Oscar Fappiano, dictó la inconstitucionalidad de la ley de jubilaciones denominada 25 inviernos.


Lapolémica norma (dictada a fines de 2006) podría ser derogada si los jueces coinciden con la postura de la fiscalía, que considera inconstitucional la ley, segúnlo publica hoy el portal de noticias “sur54.com.ar”.


De esta manera, Fappiano pidió al Superior Tribunal de Justicia que se haga lugar a la demanda iniciada por autoridades del IPAUSS. Además, señala que la ley fue aprobada mediante una “extraña maniobra legislativa” a finales de 2006. Y cuestiona que la normativa no es acotada en el tiempo sino que obtuvo el carácter de permanente, con el impacto que esto ocasiona en las finanzas del instituto.


La ley estableció como requisito acreditar 25 años de aportes al sistema previsional y contar con 50 años de edad en el caso de los hombres y 45 años para las mujeres. Sin embargo, se puede compensar una menor cantidad de años de edad, con una mayor cantidad de años de aporte, lo que permite jubilaciones a edad más temprana.


Además, se aceptó para este régimen condiciones como no vivir en Tierra del Fuego; en tanto también hay gente que ha aportado al sistema nacional que puede acceder a la jubilación mediante la ley 25 inviernos.


En el dictamen de Fappiano se destaca que la reforma jubilatoria reduce además de la edad de jubilación, el tiempo total de servicios y aportes con el impacto en las finanzas del sistema jubilatorio.


Al no estar acotada la vigencia en el tiempo, la reforma adquiere un sentido permanente con lo que “permite aprovechar su doble reducción a un número cada vez mayor de agentes a medida que transcurren los años”.


Por otra parte, desestima la postura del Fiscal de Estado, Virgilio Martínez de Sucre, quien aseguró que el IPAUSS no estaba legitimado para llevar adelante la demanda que se promovió.


Fappiano responde que no se puede negar que el IPAUSS está haciendo valer un derecho cuya violación tiene un impacto en la comunidad.


Agrega que la tesitura sostenida por el Fiscal de Estado desconoce esto y que si la institución que representa a los jubilados no tiene legitimación, tampoco lo tendrían los aportantes, con lo que la ley no sería factible de ser impugnada por nadie.


Ahora, el Superior Tribunal de Justicia deberá fallar sobre la materia.