Fabián Herrera busca en Perú a su hija Sofía

El padre de la menor desaparecida hace 18 meses en Río Grande recorre las calles de Tacna buscando a su hija. Afirma que una testigo asegura haber visto a una niña con rasgos similares a los de la niña cruzar la frontera entre Chile y Perú.



(Río Grande, abril 7 de 2010) – La conmovedora búsqueda de Sofía Herrera llevó a su padre hasta Perú, a donde llegó “sin dinero y sólo con fe en Dios”, según refiere la prensa de ese país.


Sofía Yasmín Herrera (tenía 3 años por entonces) desapareció el 28 de setiembre de 2008 cuando iniciaba una jornada de campo junto a su familia, en el predio del camping John Goodall, situado a 65 km. al sur de Río Grande, Tierra del Fuego. Desde entonces, la búsqueda y un trabajo de investigación policial-judicial sin antecedentes en el país, han sido infructuosos y sólo la esperanza y la desesperación sostienen la inquebrantable búsqueda de su familia que ha llevado a su padre a recorrer sin ayuda cuatro países intentando hallar a su hija.


Esta semana, Fabián Herrera llegó a Tacna (ciudad cabecera del departamento homónimo, al sur de Perú, en el límite con Chile) atraído por una mujer que sería la presunta raptora, según una testigo que afirma haberlas visto juntas.


Herrera recorre las calles de Tacna pegando y entregando afiches con la fotografía de la niña y contando que una vidente le dijo que su hija estaría al norte de Chile. Llegó hasta Arica “sin dinero, sólo con fe en Dios y esperanza de hallar a su querida Sofía Yazmín, y le tendieron la mano”, refieren los medios de prensa de Tacna.


Según relata Fabián, en el control Chacalluta una viajera le dijo que había visto hace poco que “una niña con las características físicas de Sofía cruzaba la frontera hacia Perú, llevada por una mujer adulta que al ver pegado un afiche con el rostro de la niña en un muro rompió el papel y cubrió a la menor con una capucha”.


A fin de forzar algún testimonio que le ayude en su frenética búsqueda, Herrera recuerda a sus ocasionales interlocutores que se ha ofrecido por cualquier dato que ayude a encontrar a Sofía, una recompensa de 260 mil pesos argentinos, equivalentes a unos 65.000 dólares o 30 millones de chilenos.



(Foto:El correo de Tacna)

Escuchar Audio