·

Sin avances, el Sutef reiteró que el jueves podría continuar el paro

La falta de propuestas superadoras convirtió en “un fiasco” la reunión en el ministerio de Trabajo, evaluaron dirigentes del gremio. Temen que no exista ningún arreglo. La asamblea de delegados ya determinó que seguirá el paro.


(Río Grande, abril 5 de 2010) – Sin avances en las negociaciones se reanudó este lunes en el ministerio de Trabajo de la Nación la audiencia de conciliación entre el gobierno fueguino y el gremio docente.


Participaron de la reunión efectuada en Buenos Aires, los ministros provinciales de Economía Rubén Bahntje y de Educación Amanda Del Corro, en representación del Poder Ejecutivo. Raúl Arce y Horacio Catena (entre otros) representaron al Sutef en la discusión. Actuaron como moderadores el Jefe de Gabinete del ministerio de Trabajo Norberto Ciaravino y la Directora Nacional de Relaciones del Trabajo Silvia Squire.


Según informaron en Río Grande fuentes gremiales, el resultado del diálogo resultó “un fiasco” por cuanto no se lograron avances al no haber propuestas superadoras de ninguna de ambas partes.


Por su parte, el gobierno se limitó a informar que “»se pidieron precisiones sobre la propuesta presentada por el gremio que será considerada en la reunión de mañana (martes)».


El Ejecutivo habría rechazado una vez más de plano la contrapropuesta de incremento salarial escalonado hasta octubre que efectuó el SUTEF, que llevaría de 700 a 1360 pesos el salario básico de los docentes. Tampoco se aceptó debatir la moción de reescalafonamiento docente impulsada por el sector sindical, que ha impuesto la del miércoles 7 como la última jornada de discusión, tal lo cual se retomarían las medidas de fuerza.


Con ese panorama a la vista, la asamblea de delegados efectuada esta noche ratificó la decisión unánime de continuar con el paro a partir del jueves próximo, si no se ha arribado antes a un acuerdo satisfactorio. Del mismo modo, se anticipó que este martes a la noche se podrían retomar las “marchas de antorchas” que comenzaran la semana pasada, antes de aceptar la conciliación voluntaria.