·

La FOTA está contenta con la F-1, y las escuderías «declinan» cambios de normas después de Melbourne

Luchas, duelos, adelantamientos, derrapadas, estrategias, polémicas, sorpresas, cambios de líderes… y un final de infarto. ¿Quién dijo que la Fórmula 1 era aburrida? Quizá, sólo los que creyeron que la carrera de Bahréin iba a ser la tónica dominante de la temporada. Pero no ha sido así: Melbourne regaló un espectáculo apasionante.


Tanto es así que Ferrari, McLaren y Red Bull creen que es necesario aplazar la adopción de nuevas medidas para aumentar el espectáculo en la Fórmula 1: “Es demasiado pronto. Siempre es erróneo cuando se está en medio de las emociones. Hay que esperar al final, no durante la temporada”, asegura Stefano Domenicali.


La carrera de Australia ha gustado. Y no por la abundancia de accidentes: afortunadamente estos escasearon (excepto el terrible impacto de Kobayashi). La prueba deparó buenos momentos deportivos.


Quizá por eso varíe la agenda de temas pendientes para la próxima reunión de la Asociación de Equipos de Fórmula 1 (FOTA), que se celebrará este viernes en Malasia, donde estaba previsto hablar sobre cambios del reglamento y el regreso del KERS.


Tanto Christian Horner (Red Bull), como Stefano Domenicali (Ferrari) y Martin Whitmarsh (McLaren) opinan que los cambios deberían esperar. A pesar de todo, Domenicali no lo tiene del todo claro: “Quizá tengamos otra carrera aburrida en Malasia y volvamos de nuevo a discutirlo todo. Todos los equipos de la FOTA tienen que abordar el problema real, que es tener coches rindiendo menos eficientemente.”


No opina igual Whitmarsh: aunque la carrera australiana fue irregular y algo extraña, cree que esos adjetivos serán habituales este año: “No creo que Australia fuera una excepción. En toda temporada, si sale el coche de seguridad, hay lluvia y circunstancias difíciles en una carrera, siempre está genial.”


La primera carrera del año no fue especialmente emocionante. Pero es que Bahréin no es un escenario propicio para momentos emocionantes; pocas veces lo ha sido. Normalmente, Australia es la primera carrera del año, y siempre ofrece grandes carreras.


Horner está de acuerdo: “Melbourne siempre depara carreras interesantes y así ha sido exactamente hoy.” Pero esta temporada no ha abierto el mundial, por lo que ha dado la impresión de que este año la Fórmula 1 es más aburrida.


Para Whitmarsh, ha sido sólo una especie de “espejismo”: “No pensamos que Bahréin fuera un comienzo de año emocionante, pero hoy [por el domingo] hemos demostrado que en las circunstancias ideales podemos hacerlo. Para todos los espectadores. Ha debido de ser tremendamente excitante.”


La lluvia fue la otra protagonista en Melbourne: barajó las posiciones y permitió diferentes estrategias. Horner piensa sobre ello: “Es interesante porque creo que hoy el tiempo ha sido algo determinante aquí; la pista estaba algo mojada al principio de la carrera. No es algo que me gustaría para todas las carreras.”


En resumen, Horner resume el sentimiento oficial entre los patrones de los equipos tras la inolvidable carrera australiana: “Creo que sería un error cambiar las reglas basándonos en lo que hemos visto en dos carreras. Hoy ha sido un gran premio muy entretenido; ha sido impredecible.”