·

El Dakar anduvo por Olivos

La Residencia Presidencial de Olivos fue el escenario de la conferencia de prensa lanzamiento de la edición 2011 del Dakar. Habló la presidenta Cristina Fernández, como la vez anterior, la presidenta se sacó fotos con algunos pilotos, pero esta vez habló de la relevancia de este evento.


Por segunda vez consecutiva la Residencia Presidencial de Olivos se vistió de Dakar. Al igual que el año pasado la imponente quinta fue el escenario elegido para oficializar el regreso de la legendaria prueba a esta parte del mundo. Como la vez anterior, la presidenta Cristina Fernández se sacó fotos con algunos pilotos, pero esta vez habló de la relevancia de este evento.



«Recibir nuevamente a esta competencia de prestigio internacional es un honor y un orgullo para todos los argentinos», afirmó la Presidenta, que también tuvo tiempo para ver de cerca los vehículos exhibidos en uno de las calles internas de la imponente residencia.



La mandataria no se olvidó de los chilenos, que como en los años anteriores también son anfitriones, del Dakar. “Creo que puede ser de gran ayuda para el pueblo chileno, que pasó por una tragedia tan horrible», dijo.



La conferencia de prensa fue presidida por Enrique Meyer, Secretario de Turismo de la Nación; y Etienne Lavigne, Director del Dakar. También participaron Leonardo Botto, coordinador general del Dakar; y Gregorie Murac y Marion Tesserc de la empresa francesa ASO.



También estuvieron los pilotos Marcos y Alejandro Patronelli, Eduardo Alan, Hernán Kim, Pablo Jatón y Patxi Otaño, entre otros.



Si bien el recorrido del próximo Dakar, que se realizará entre el 1º y el 16 de enero, aún es un secreto, se adelantó que se disputará mayormente en la parte norte de la Argentina. Meyer fue el encargado de confirmar que el paso a Chile se efectuará por el Paso de Jama en Jujuy.



Por otra parte, Lavigne explicó que para esta oportunidad se les pidió a la Argentina y Chile más dinero para que los participantes no absorban los costos de venir a Sudamérica ya que “hacer la carrera en esta parte del mundo es mucho más caro por el traslado de los participantes en barco”.



La Argentina y Chile aportaron para el Dakar 2011 unos siete millones de dólares cada uno. Pero en el caso del país trasandino, fue autorizado a reunir parte del presupuesto con apoyos privados. “Nosotros somos socios en las buenas, pero también en las malas”, explicó el francés.