·

La protesta docente enturbió la visita de Carlotto

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo disertó en Los Yaganes, invitada por el Concejo Deliberante. Su exposición se vio interrumpida por grupos de docentes y padres autoconvocados que llevaron su protesta al recinto.


(Río Grande, marzo 26 de 2010) – Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, disertó hoy en el salón Los Yaganes de Río Grande, ante un auditorio poblado de pancartas y carteles enarbolados por docentes y padres autoconvocados que llegaron al lugar para protestar.


La referente histórica de la lucha contra la dictadura militar en Argentina llegó a Río Grande invitada por el Concejo Deliberante en el marco de los festejos por el Día de la Mujer. Al lugar se llegaron un reducido pero bullicioso grupo de docentes que coparon los últimos lugares del auditorio, mientras de pie se alinearon también con pancartas y carteles los padres autoconvocados que reclaman por el inicio del período lectivo 2010.


Los piqueteros protagonizaron algunos forcejeos en la puerta hasta que les fue permitido el ingreso y -apenas comenzada la exposición de Carlotto- comenzaron a hacer oír sus reproches. Visiblemente contrariada pero calma, la titular de “Abuelas” evitó entrar en polémica con los manifestantes, aunque no eludió el diálogo. Aplaudida varias veces, a pesar de los gritos de protesta, con tono firme les advirtió a los manifestantes que “Uds. tienen un gobierno democrático acá, porque lo votaron, el diálogo tiene que existir”.


“No vengo yo a dialogar o a protestar –deslindó- esto es una cosa de Uds. Respetable, justa, siempre ganamos mal los maestros, pero sobre eso, nuestra vocación está por arriba siempre”, arengó, motivando una vez más aplausos de los padres y silencio en los docentes.


Volviendo a llamar a la mesura a los piqueteros que interrumpieron por la fuerza su exposición, remarcó que “Están hablando con una mujer que (…) salteamos una dictadura, nos quisieron matar y sin embargo desafiamos a la dictadura, pero nunca lo hicimos con violencia”.


“Sabiendo quienes mataron a nuestros hijos, jamás se nos ocurrió ir a tomar venganza o hacer actos contra la ley”, sermoneó, “Hay que respetar los caminos legales”.


Finalmente, intentando cerrar la polémica Estela de Carlotto preguntó si “Me vienen a escuchar a mí o vienen a protestar, si vienen a protestar están equivocando el lugar”, sentenció.



La historia y la lucha


Finalmente, aunque en clima tenso, la invitada de honor pudo llevar adelante su exposición, durante la cual hizo un somero repaso de su lucha desde los años de la represión. “El 24 de marzo nos hace retroceder, en ese día yo estaba con mis familias con proyectos, planes y con miedo, pero nunca imaginábamos que la barbarie llegaría a tal extremo de matar gente porque era opositora, robarle todo más los hijos”, deploró, refiriendo que “la dictadura nos hizo sacar de adentro como mujer una fuerza para desafiar al miedo, lo desconocido, nos constituirnos en un grupo de lucha y esa lucha no termina”.


Carlotto, realizó una minucioso detalle de cómo se transformó su vida a partir del 24 de marzo de 1976, en ese marco, el secuestro y posterior muerte de su hija Laura, quien, en cautiverio, dio a luz a un hijo, cuya abuela continúa buscando estoicamente por toda la Argentina y el Mundo.

Escuchar Audio