·

Llegaría al público a $2.600 el TV LCD 32” “fueguino”

Es el valor final al que se llegaría, para cumplir con el pedido de ofrecer electrónicos a precio más bajo en la provincia. El televisor de 32 pulgadas sería el primero de los productos a lanzar. El tema se define la semana próxima.



(Río Grande, marzo 25 de 2010) – Un valor cercano al de $2.500 pesos sería el que deberían abonar los consumidores fueguinos por un televisor de LCD de 32 pulgadas, según el acuerdo que se alcanzaría entre fabricantes, comerciantes y gobierno provincial para cumplir la promesa de poner en el mercado local productos más económicos, que pasarían directamente de la fábrica a las vidrieras.


Según lo informado luego de la última reunión entre las partes, los empresarios fabriles pidieron una semana más de plazo para presentar una oferta concreta. Como prueba piloto, en una primera etapa del abaratamiento general de precios de productos elaborados en la provincia, ofrecerían el televisor LCD de 32” a un precio más bajo, promoviendo que los fueguinos puedan acceder al producto antes del Mundial de Futbol que se juega en junio próximo.


Según trascendió, el precio ofrecido por los fabricantes sería de aproximadamente $ 2.100 a lo que los que los minoristas se habrían comprometido recargar con un porcentaje no superior al 20%, en tanto que el gobierno provincial intervendría desgravando en parte la operación de venta al público. Con ello, el valor final al consumidor no superaría los $ 2.600, considerando que se elimina el costo por flete.


En la promoción se incluirían aparatos de primeras marcas como Philips e Hitachi, cuyos valores de venta al público oscilan entre los $3.500 y $4.000 (IVA incluido) en reconocidas casas del rubro en la ciudad de Buenos Aires.


No obstante la “conveniencia” de la oferta, las fuentes consultadas coincidieron en remarcar que para que realmente resulte beneficioso, resta esperar una respuesta positiva del Banco de Tierra dl Fuego, al que se le ha pedido intervenga como agente financiero de la operación, que permita que se pueda abonar el producto en no menos de 12 cuotas, mediante créditos personales otorgados por la institución.