·

Boca fue dueño del superclásico, con Medel como principal protagonista

Boca Juniors venció a River 2 a 0 en La Bombonera, en la prosecución del partido que fuera suspendido el domingo pasado por lluvia, correspondiente a la décima fecha del Clausura. Medel marcó los dos goles, a los 13’ del primer tiempo y a los 3’ del segundo pero fue expulsado a 10’ del final. Maradona estuvo presente en el estadio.


El chileno Gary Medel, quien luego se fue expulsado, marcó los dos goles del partido jugado en La Bombonera, que tuvo un flojo arbitraje de Héctor Baldassi.


Hoy se jugaron los 81 minutos que restaban del partido, luego de la suspensión del superclásico del domingo pasado, que no pudo completarse por el mal estado del campo de juego de La Bombonera.



Con actitud, con los goles de Medel, con el fútbol de Juan Román Riquelme, Boca le terminó ganando a un River que nunca estuvo en partido y que jugó el superclásico como si fuera un compromiso más de este torneo Clausura.



La previa luego de la suspensión del superclásico el pasado domingo favorecía en todo a River, porque Boca sufrió las bajas de Hugo Ibarra y Claudio Morel Rodríguez y todos fueron problemas para Abel Alves en la semana.



Sin embargo, el superclásico jugado hoy fue todo de Boca, de principio a fin, sin dejar dudas de una victoria inobjetable.



En el inicio del partido, más bien la reanudación del partido, esos problemas de Boca quedaron a un lado y durante diez minutos pelearon el superclásico en el medio de la cancha, con Riquelme y Gallardo lejos del juego y los delanteros sin entrar en contacto con la pelota.



Y en ese contexto se abrió el partido con una jugada con pelota parada, porque Riquelme ejecutó un tiro libre a ras del piso y apareció Medel para anticipar a una dormida defensa de River –también se quedó el arquero-, decretando así la apertura del marcado.



Con el gol llegó el primer error de Baldassi, porque el chileno en el festejo se trepó al alambrado y el árbitro debería haberlo amonestado, algo que si ocurría Medel hubiera recibido la tarjeta roja porque ya había visto la amarilla.



River intentó reaccionar y tuvo en los pies de Gallardo una gran chance con un tiro libre en el borde del área, pero no le acertó al arco defendido por Javier García.



A partir de ese momento el partido entró en el terreno de la lucha, con una defensa de Boca, pese a los remiendos que tuvo que hacer Alves, respondiendo.



En el mediocampo Boca “copó la parada”, con un Medel que marcaba y jugaba, más un buen acompañamiento de Jesús Méndez, y algunos “chispazos” de Riquelme provocaron que Almeyda y Ahumada chocaran entre ellos, que Gallardo no entrara en juego, mientras que Rojas nunca se metió en el partido.



Recién a los 28 minutos se acercaron a los arcos, con dos situaciones claras para Boca y sólo una para River. Primero lo tuvo Palermo con una especie de chilena y tijera, luego de un pase de Riquelme, y un minuto después Gustavo Canales dejó solo a Funes Mori pero el juvenil delantero falló en el mano a mano con García.



A la jugada siguiente Riquelme, tras un pase de Nicolás Gaitán, entró en diagonal al área, bajó la pelota y sin dejarla picar se la tiró por arriba a Vega pero se fue por arriba del travesaño.


Esas tres jugadas precedieron a diez minutos más de partido, en los que no pasó nada y por eso Boca se fue tranquilo al descanso con la ventaja.


En el inicio del segundo tiempo Riquelme se hizo del partido, pero sobre todo de los tiempos del partido, y con su ritmo empujó a Boca contra el arco de Vega y por eso no sorprendió a nadie que llegara el segundo gol.



Con Riquelme atento, Gaitán movedizo, Palermo diciendo presente en el área, y los volantes acompañando, el conjunto local comenzó a sentenciar la suerte del superclásico.



A los tres minutos Riquelme tomó una pelota, hizo la pausa habilitando luego a Monzón, quien desbordó con caño a Ferrari incluido mandó el centro atrás, Gaitán dejó pasar la pelota y Medel a la carrera venció otra vez a Vega para marcar el segundo del partido.



A partir de ese momento, salvo jugadas esporádicas, el control del partido fue todo de Boca, porque el medio de River aparecía perdido, Astrada cambió todo y todo siguió igual, por lo tanto, desde temprano el segundo tiempo la victoria del local comenzó a no correr riesgos.


Funes Mori pudo descontar, porque tuvo la pelota picando en el borde del área pero lo cruzó justo Bonilla, quien luego salió lesionado, y esa fue la gran chance de River, porque no tuvo ninguna más tan clara.


Boca, jugando con actitud, ganando todos los rebotes, dejó pasar el tiempo para, contra todo lo que le pasó en la previa, volver a cantar victoria en el superclásico ante River.




Síntesis



Boca Juniors: Javier García (7); Ezequiel Muñoz (7), Breiner Bonilla (6), Luiz Fernando (6) y Luciano Monzón (7); GARY MEDEL (8), Jesús Méndez (6) y Matías Giménez (6); Juan Román Riquelme (8); Nicolás Gaitán (7) y Martín Palermo (5). DT: Abel Alves.



River Plate: Daniel Vega (3); Paulo Ferrari (4), Alexis Ferrero (5), Gustavo Cabral (5) y Juan Manuel Díaz (4); Matías Almeyda (5), Oscar Ahumada (3) y Rodrigo Rojas (2); Marcelo Gallardo (3); Rogelio Funes Mori (4) y Gustavo Canales (3). DT: Leonardo Astrada.



Gol en el primer tiempo: 13’ Medel (BJ)


Gol en el segundo tiempo: 3’ Medel (BJ).



Cambios en el segundo tiempo: 8’ Facundo Afranchino (3) por Ahumada (RP) y Roberto Pereyra (4) por Rojas (RP), 17’ Julio Barroso por Bonilla (BJ), 20’ Daniel Villalva por Ferrari (RP), 26’ Cristian Chávez por Giménez (BJ) y 31’ Cristian Erbes por Gaitán (BJ).



Amonestados: Bonilla, Méndez (BJ); Ahumada, Gallardo, J.M. Díaz (RP).



Incidencia: a las 30’ del segundo tiempo fue expulsado Medel (BJ).



Arbitro: Héctor Baldassi (mal, debió expulsar antes a Medel y también a Gallardo y Almeyda).



Cancha: Boca Juniors.



Minuto a minuto: Boca – River



El siguiente es el minuto a minuto del superclásico entre Boca y River, correspondiente a la décima fecha del torneo Clausura 2010, que continuó hoy con 81 minutos luego de la suspensión por lluvia del domingo pasado:



Primer tiempo:



56 segundos: Córner de Gallardo desde la derecha y cabezazo desviado de Juan Manuel Díaz.



4’: Centro de Gaitán desde la derecha a las manos de Daniel Vega.



6’: Centro de Ferrari desde la derecha y Gallardo no llegó a conectar en el área.



10’: Amonestado Medel (B).



12’: Amonestado Ahumada (R).



13’: Gol de Boca. Medel anotó luego de un tiro libre a ras del piso de Riquelme.



16’: Tiro libre de Gallardo por encima del travesaño.



19’: Córner desde la izquierda de Riquelme a las manos de Vega.



20’. Centro bajo de Riquelme desde la derecha para Giménez, quien fue anticipado por Vega.



26’: Amonestado Bonilla (B).



28’: Gallardo metió la pelota al área pero ganó García.



28’30’’: Centro de Riquelme y tijera de Palermo apenas desviada.



29’: Remate de Gallardo desde afuera a la posición de García.



29’15’’: Mano a mano de Funes Mori, quien tiró al cuerpo de García.



33’: Gaitán habilitó a Riquelme, quien controló la pelota con gran calidad pero remató por encima del travesaño.



35’: Centro de Gallardo desde la derecha, que Rojas no llegó a conectar en el segundo palo.



39’: Buena acción individual por la izquierda de Gaitán, quien tiró desviado de zurda.



43’: Final del primer tiempo (la etapa fue de 40 minutos y hubo 3 de descuento).




Segundo tiempo:



28 segundos: Giménez entregó por izquierda a Palermo, quien remató desviado cerca del palo derecho.



1’: Centro de Gaitán al área desde la izquierda, que rechazó Cabral.



3’: Gol de Boca: Medel concluyó con un tiro desde afuera del área una muy buena jugada individual de Monzón por la izquierda.



8’: Remate desviado de Gallardo desde la izquierda.



9’: Cambios en River: entraron Facundo Affranchino por Ahumada y Roberto Pereyra por Rojas.



15’: Gallardo habilitó a Funes Mori, quien solo delante del arco desperdició la chance (la pelota pegó a Luiz Alberto).



17’: Cambio en Boca: entró Julio Barroso por Bonilla, lesionado.



18’: Amonestado Almeyda (R).



18’50’’: Tiro libre en forma de centro de Riquelme para Palermo, cuyo cabezazo salió desviado sobre el palo izquierdo.



20’: Cambio en River: entró Daniel Villalva por Ferrari.



25’: Agresión verbal y física entre Medel y Gallardo, sin pelota, que Baldassi no observó.



26’: Cambio en Boca: Entró Cristian Chávez por Giménez.



29’: Medel fue expulsado.



30’: Cambio en Boca: Cristian Erbes entró por Gaitán.



31’: Remate desviado cerca del palo izquierdo, luego de una buena jugada que inició Riquelme por la izquierda.



35’: Gallardo probó de afuera y García desvió notablemente al córner.



36’: Cabezazo de Funes Mori, que controló García.



37’: Gallardo asistió a Canales, quien no pudo dominar el balón.



38’: Remate desviado de Ferrero.



40’: Tiro desde lejos de Almeyda, completamente desviado.



42’: Final del partido.




Maradona y Riquelme acapararon la atención en la previa al superclásico



El regreso de Diego Maradona a La Bombonera para presenciar el superclásico entre Boca y River no pasó desapercibido, sobre todo porque se dividieron las aguas con Juan Román Riquelme.



Hace poco más de un año Riquelme renunció a jugar al seleccionado argentino y así desató una pelea con Maradona. Desde ese momento Maradona dejó de ir a ver al equipo de sus amores, Boca Juniors, en La Bombonera. Pero un día volvió y su presencia dividió aguas, porque por un lado estuvieron los que están firmes del lado de Riquelme y del otro los que siguen apoyando a Maradona.



En la previa La Bombonera se llenó de banderas en apoyo al entrenador del seleccionado argentino, todas colgadas por el sector más violento de la hinchada de Boca.



«Diego la 12 te ama”. «Diego esta es tu casa”. «Diego querido, la 12 está contigo”. «Suerte en Sudáfrica 2010”. «Maradona es de Boca, de Boca nada más”. «Diego y Boca los más grandes del mundo”, fueron algunas de las banderas que se pudieron ver en La Bombonera. Cuando los dos equipos ya estaba dentro del campo de juego apareció Maradona en su palco, donde desde hacía unos minutos lo esperaba su hija Dalma y un grupo de amigos.



El gritó por Maradona no se hizo esperar, pero enseguida desde el sector de plateas resonó fuerte el grito por Riquelme. Los gritos fueron parejos por los dos, hasta que se escuchó fuerte el «para Riquelme la selección”. En ese momento se pudo observar a un Maradona sereno y esperando el comienzo del partido.



Sin embargo, a su manera, quizás sin quererlo, Maradona se metió en la interna del plantel de Boca, porque cuando la cancha cantó por Martín Palermo el técnico del seleccionado acompañó el grito y luego se hicieron gestos mutuos entre ambos. La presencia de Maradona se sabía que no iba a pasar desaperciba y la pelea con Riquelme seguirá latente, sobre todo si al seleccionado argentino no le va a bien, porque si todo sigue como ante Alemania en Munich nadie reclamara por el enganche de Boca.