·

SEMBLANZAS (XXIX): Al caer la tarde…

Empezamos nuevamente con Semblanzas, lo que no sabemos si es una buena o una mala noticia, el hecho es que empezamos. No sabemos, -claro está- como terminaremos. Especial por Jorge Daniel Amena para radiofueguina.com.



SEMBLANZAS


Por Jorge Daniel AMENA (*)




AL CAER LA TARDE…




Hay cosas que no existen más.


Por cuestiones de salubridad pública y los consejos de personas que mucho deben saber del tema, y que seguramente tienen toda la razón del mundo, se han extinguido las mesas de bar de morondanga con los ceniceros de Cinzano de colores metalizados, con capacidad para tres cigarrillos, colores que eran dorados, plateados y azules, los había también en los hoteles de dudosa reputación y sobre las mesas de billar.


Se fueron.


Quedaron en la penumbra de las mesas de póquer clandestinas.


En algún prostíbulo barato.


En la mesa de entradas del correo que no existe más, en la boletería de la estación de trenes sin rieles ni estaciones, ni nada.


Se abollaron como el tiempo.


Desaparecieron.


Como fetiches de un tiempo que pasó para siempre. Como las boquillas, como los diálogos de Catherine Deneuve con Alain Delón, con su inseparable Gauloise entre los labios.


Que ni hablar de Bogart, ni de Cortázar en una foto emblemática con polera y cigarrillo al tono.


Ni de nadie.


Ya nadie lo para en la calle con el dicho: -me da fuego maestro…


Son sombras clandestinas que se arropan en los rincones más recónditos como acólitos de una secta siniestra. Y no hablan entre ellos. Solo se siente el crepitar silencioso, y a veces, solo a veces algún comentario en voz muy baja.


Siempre admiré a aquellos que hacían volutas de huno, y anillos fantásticos que se disolvían en el aire, se ampliaban cambiaban de forma y desaparecían, Nunca tuve esa capacidad (entre otras).


Resulta categóricamente cierto, que la mayoría de la gente (y a las mayorías hay que respetarlas) se acostumbra a lo que sea. Fumadores compulsivos son hoy Cruzados de la empresa contra los si fumadores, y se los respeta, como se respeta los carteles de no fumar en los sitios donde venden tabaco.


También las gentes se han acostumbrado al uso del NAPALM, y todo tipo de explosivos perforantes, antipersonales, inteligentes (hasta hablan vea), no, no tienen un sticker que diga “El uso de fósforo blanco es un poquito perjudicial para la salud”.


Ni los desfalcos y las coimas, no tampoco, no tienen leyendas admonitorias sobre la insalubridad pública que producen sobre la sociedad y la rémora y consecuencias sobre los hijos de los hijos de esta generación deshilachada entre tanto cambalache.


Y si uno fuma.


Pero empezamos nuevamente con Semblanzas, lo que no sabemos si es una buena o una mala noticia, el hecho es que empezamos, no sabemos, -claro está- como terminaremos.


Por lo pronto cierro el día, con una frase que me cayó de casualidad en mis manos. Es anónima y la leo mientras enciendo un cigarrillo, al caer la tarde. Dice: “Nadie prueba la profundidad de un río con ambos pies a la vez”. Me quedo pensativo y miro el atardecer. Puede usted meditar sobre lo escrito.


No importa que no fume.




(*) Escritor- Abogado Constitucionalista – ex Legislador provincial y Convencional Constituyente provincial, colaborador permanente de la ONU para Asuntos de Africa.



(Se autoriza la reproducción, citando la fuente. Rogamos informar acerca de su publicación.)



Opiniones a info@radiofueguina.com