·

Copa Davis: Argentina ganó el dobles y quedó a un paso del triunfo ante Suecia

David Nalbandian y Horacio Zeballos consiguieron un gran triunfo por 6-2, 7-6 (7-4) y 7-6 (7-5) ante Robin Soderling y Robert Lindstedt. De esta manera, Argentina se adelantó 2-1 y de ganar mañana un partido habrá conseguido el pasaporte a los cuartos de final del Grupo Mundial.


Los argentinos David Nalbandian y Horacio Zeballos consiguieron hoy uno de esos triunfos que se recordarán por siempre tras batir a los suecos Robin Soderling y Robert Lindstedt por 6-2, 7-6 (7-4) y 7-6 (7-5) para poner a la Argentina a un partido de la victoria en la serie.



Las bajas de Juan Martín del Potro, David Nalbandian y Juan Mónaco habían puesto a la Argentina en posición de jaque mate frente un conjunto sueco, que tenía como bandera al número siete del mundo, Soderling.



Pero el miércoles, repentinamente, Nalbandian no sintió molestias en el aductor que lo tenía a maltraer, se tomó un avión y apareció en Suecia para aportarle al equipo toda su estirpe copera y esa aura ganadora que sólo tienen los grandes de verdad.



Es verdad que ayer Leonardo Mayer dio un gran paso al conseguir un triunfazo frente al sueco Joachim Johansson pero hoy había que pasar una enorme prueba de fuego frente a Soderling y Lindstedt, un especialista en dobles.



Si Nalbandian demostró en Estocolmo que le sobra pasta para jugar la Copa Davis, Zeballos dejó en claro que no le pesó para nada el debut ya que no sólo fue un gran compañero para el cordobés sino que por momentos se puso la pareja al hombro.



Es que la combinación salió perfecta: Zeballos tiene mucha garra y un tenis exquisito pero mucho de ello lo pudo demostrar porque la presión del equipo estaba sobre la espalda de Nalbandian, que en la Copa Davis se sabe que es bien ancha.



Un gran envión resultaron los primeros cuatro games del partido, en el que los argentinos borraron de la cancha a los suecos y se demostraron (y le demostraron a todos) que para ganarles hoy había que tener algo más que saques potentes y buenas voleas.



Nalbandian aportó en todo momento esa clase distinta, la que lo llevó a ser el número tres del mundo, y Zeballos no sólo no falló en los momentos claves sino que se animó a ir a buscar voleas al medio de la cancha, donde la pelota amarilla quema de verdad.



En el segundo set los argentinos se encontraron con una dupla sueca en un nivel mucho más alto que en el primer set, especialmente por el lado de Lindstedt, quien se hizo cargo de la pareja y puso a su equipo 4-1 arriba.



No obstante, los argentinos asimilaron el golpe de sufrir el primer quiebre de servicio en el saque de Zeballos, apretaron los dientes y fueron por la igualdad que llegó tras quebrarle a Lindstedt, que en muchos momentos del encuentro pareció jugar solo.



El set se tornó mucho más dramático y se terminó definiendo en un tie break, en el que Zeballos demostró que no le pesó debutar en la Copa Davis, ganando un par de puntos espectaculares y apretando el puño en cada jugada.



Con dos sets arriba y la complicidad de Soderling, quien estuvo muy lejos de su nivel, los argentinos sabían que su gran chance estaba en el tercer parcial.



Pero los suecos ajustaron sus saques y entonces fue imposible quebrarlos, así que el objetivo pasó a ser conservar el servicio propio e ir al tie break a cara o ceca.



Y otra vez en el momento más caliente de un partido de tenis, Nalbandian desenfundó todo su talento para darle a la Argentina una histórica victoria, que la deja a un paso de los cuartos de final del Grupo Mundial.



Hace tres días, el capitán Modesto Vázquez no sabía cómo iba a formar y hoy su equipo está a un partido de la victoria. Gracias al gran coraje de Zeballos y al increíble aporte de Nalbandian, que se sumó al equipo cuando nadie lo esperaba y le imprimió su sangre copera.



Mañana, Mayer buscará otra hazaña cuando se enfrente desde las 9 horas con Soderling, y si pierde, a continuación, Nalbandian intentará darle un cierre heróico a la serie cuando se mida con Johansson.



En las otras series, los resultados fueron los siguientes: España 2-Suiza 1, Francia 3-Alemania 0, Rusia 2-India 1, Croacia 3-Ecuador 0, Serbia 2-Estados Unidos 1, Chile 1-Israel 0 y Bélgica 0-República Checa 3.