·

Sismo en Chile: los militares controlan las calles

Más de 3.000 militares salieron a las calles para controlar que se cumpla el toque de queda impuesto por el gobierno de Bachelet que prohíbe a los civiles circular por las calles en las regiones del Maule y Bío Bío, luego de los saqueos que hubo tras el sismo.


(Río Grande, 28 de febrero de 2010) – El Gobierno chileno decretó el toque de queda en las regiones del Maule y Bío Bío, las más afectadas por el terremoto que el sábado causó al menos 708 muertos y dos millones de damnificados, por lo que 3.500 militares ya circulan por las calles para que se cumpla la medida, aunque este lunes los efectivos serán 8.000.


La prohibición de circular por la vía pública se extenderá entre las 21 y las 6, dijo el general Bosco Pesce, designado jefe de zona en el estado de catástrofe decretado en Maule, 300 kilómetros al sur de Santiago. En Bío Bío, a 500 kilómetros de la capital, el cargo será ejercido por el oficial de igual grado Guillermo Ramírez.


La declaración del estado de catástrofe en ambas regiones fue anunciada por la presidente Michelle Bachelet al dar a conocer el plan diseñado por el Gobierno para normalizar el país tras el terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter que devastó parte del territorio en la madrugada del sábado.


Según establece la Constitución chilena, la medida permite al presidente de la República restringir la circulación de las personas, el transporte de mercaderías y las libertades de trabajo, de información, de opinión y de reunión. Asimismo, podrá disponer requisaciones de bienes y establecer limitaciones al ejercicio del derecho de la propiedad, además de adoptar todas las medidas extraordinarias de carácter administrativo que estime necesarias.

En la ciudad de Concepción, capital del Bío Bío, hubo enfrentamientos entre la policía y centenares de pobladores que saquearon un supermercado, desesperados por la falta de agua y víveres, ya que los comercios seguían el domingo cerrados. La alcaldesa de Concepción, Jacqueline Van Rysselberghe, había pedido horas antes la presencia de tropas para restablecer el orden, tras denunciar que la situación era «un caos».


Bachelet, al mismo tiempo, anunció la entrega gratuita de productos de primera necesidad en las regiones del Maule, Bío Bío y La Araucanía, en el marco de un acuerdo alcanzado con la Asociación de dueños e Supermercados.


El plan, que contiene muchas otras medidas, estará a cargo de los ministros del Interior, Edmundo Pérez Yoma, y de Defensa, Francisco Vidal, coordinados con el de Hacienda, Andrés Velasco.