·

La Municipalidad y el Gobierno deberán sanear el río Grande

La justicia falló a favor de la ACU (Asociación de Consumidores y Usuarios de la Tierra del Fuego) en relación a la contaminación del río Grande. Este es el primer juicio de intereses difusos ganado en la historia de la provincia.

 



 


(Río Grande, 24 de febrero de 2010) La resolución que dio la jueza  Silvia Herráez a la demanda presentada por la Asociación de Consumidores y Usuarios de la Tierra del Fuego  contra el Gobierno de la Provincia de TDF y la Municipalidad de Río Grande, por no detener la continuación del río Grande, se convirtió en el primer juicio de intereses difusos ganado en la historia de la  provincia.


 


 


En la sentencia se hizo lugar a la demanda de la ACU y se acreditó la contaminación del río.


 


Asimismo dijo que a la fecha de la resolución la contaminación no afecta la potabilidad del agua de consumo domiciliario.


 


Se aprobó el plan de saneamiento en conjunto presentado por la Municipalidad y el Gobierno de la provincia.


 


Otros de los puntos de la sentencia se señala que “se deberá disponer mediciones semestrales del control de grado de contaminación del río a partir del 1 de setiembre donde se deberá citar a la ACU y los resultados serán adjuntados a la causa”.


 


Por otra parte se fijó para el 15 de setiembre a las 11 horas una inspección ocular por parte de la justicia en las zonas de tares de limpieza ribereñas.


 


Asimismo se le ordenó al Municipio que priorice las tares de control urbano ambiental, a fin de prevenir nuevos focos contaminantes provenientes de asentamientos irregulares a la vera del río y el tratamiento de las alternativas para los núcleos ya asentados.