·

Vélez conservó la punta ante Independiente

Con varios suplentes goleó por 3 a 0 en Liniers. Juan Manuel Martínez, Maximiliano Moralez, de penal, y Santiago Silva anotaron los tantos. El equipo que dirige Ricardo Gareca lidera junto a Colón de Santa Fe.


Vélez Sarsfield, con una formación suplente, conservó este viernes la punta del Clausura y dejó sin invicto a Independiente, al ganarle 3-0, en Liniers, por la 5º fecha del torneo. Juan Manuel Martínez marcó la apertura a los 45 del primer tiempo; Maximiliano Moralez, de penal, a los 18 del final y el uruguayo Santiago Silva consiguió el tercero a un minuto del tiempo reglamentario.



Los dirigidos por Ricardo Gareca, que el martes próximo visitarán a Deportivo Italia de Venezuela por la Copa Libertadores, se sumaron a Colón de Santa Fe en lo más alto del campeonato con 11 unidades. En tanto, Independiente, que sufrió la expulsión de Luciano Vella en el descuento, se bajó de la vanguardia, tras perder después de ocho partidos.



El equipo de Américo Gallego, que tuvo un mejor arranque en el partido, se suicidó con un pésimo funcionamiento defensivo ante un Vélez que hizo honor al concepto de equipo pese al profundo recambio de nombres. La apertura, por caso, se produjo por una combinación del debutante Mariano Bíttolo con Martínez, quien después de eliminar a Eduardo Tuzzio con una gambeta en el área doblegó a Adrián Gabbarini con un zurdazo cruzado.



Antes del gol, en el final del primer tiempo, Independiente se había mostrado dominador del juego y un poco más agresivo, aunque sin reflejarlo con claridad. De hecho, la única ocasión clara que dispuso la perdió con una volea imperfecta de Andrés Silvera, después de un enganche y centro de Ignacio Piatti por derecha. Justamente Piatti, en tándem con Hernán Fredes por derecha, y con la asistencia de Walter Acevedo como eje en el medio produjo lo mejor del juego visitante.



En el segundo tiempo, Vélez estableció una clara diferencia en el juego favorecido por una marcación rival con enormes desajustes.



El segundo gol, marcado de penal por Moralez, nació de un largo pelotazo de Franco Razzotti en campo propio que dejó a Leandro Coronel cara a cara con Gabbarini, que lo derribó en el intento de gambeta. Tras esa acción, el desconcierto defensivo de Independiente fue tal que Vélez tuvo tres ocasiones clarísimas para el tercero en tres minutos correlativos.



Moralez, con una definición por encima del arquero, lo perdió a los 22minutos ; Coronel, mano a mano con Gabbarini, lo desperdició a los 23 y por último Zárate, de cabeza, casi festeja a los 24.



Gallego, impávido sobre un costado de la cancha, era un claro reflejo de lo que su equipo transmitía dentro de la cancha. Los cambios introducidos en el complemento empeoraron a su equipo. Como corolario de una noche fatal, un «blooper» de Gabbarini le entregó el tercer gol a Silva. El arquero, al pararse después de descolgar un centro, perdió increíblemente la pelota y el goleador no lo perdonó.