·

Banfield fue más que Lanús y se quedó con el clásico

Como local, Banfield venció a Lanús por 2 a 0, con goles de Battión y James Rodríguez, ambos en el segundo tiempo, período en el que el Taladro justificó el triunfo; el Granate, que terminó con nueve por las expulsiones de Castillejos y Grana, no levanta


Suele decirse que en los clásicos no rige ninguna lógica. Sin embargo, en el Sur, Banfield hizo pesar sus mejores antecedentes y venció con justicia a Lanús por 2 a 0, como local, con goles de Roberto Battión y James Rodríguez en el segundo tiempo. Los visitantes terminaron con nueve hombres por las expulsiones de Castillejos y Grana, cuando el resultado ya era favorable a los locales.



Si bien había perdido la última fecha ante Chacarita, el campeón del fútbol argentino llegaba al clásico, tras ganar en su debut en la Copa Libertadores ante Morelia, de México. Lanús no levanta cabeza: en el certamen local, perdió los últimos tres partidos (vs. Boca, Argentinos y Banfield) y, en la Copa, comenzó con un traspié ante Libertad, de Paraguay, como local.



Banfield justificó su triunfo en el segundo tiempo, en el que superó a un Lanús prácticamente inofensivo y se alzó con una victoria, que lo deja en el campeonato con seis puntos y un partido pendiente ante Argentinos, suspendido antes de los 10 minutos de juego.



Banfield y Lanús no se sacaron ventajas en el primer tiempo. La mitad inicial fue de trámite parejo y muy disputado. Ambos jugaron lejos de los arcos, pese a que los locales contaron con las mejores ocasiones de gol.



En el segundo tiempo, cambió la ecuación. Banfield salió con decisión desde el comienzo y empezó a sumar méritos para ponerse en ventaja. Un remate de Fernández impactó en el travesaño, el árbitro Héctor Baldassi ignoró un penal para el último campeón del fútbol argentino por una mano de Viera en el área.



El gol estaba cerca y, a los 14 minutos, llegó. Tras un centro de James Rodríguez y un rebote, Battión entró solo para empujar la pelota al gol. La jugada fue polémica por una aparente posición adelantada de Ramírez, delantero de Banfield.



Lanús no supo cómo conseguir el empate y para peor los visitantes fueron pura impotencia y sufrieron las expulsiones de Castillejos y Grana. Con nueve hombres, la hazaña del empate para Lanús era lejana. Sólo quedó tiempo para que, en el descuento, James Rodríguez marcara el segundo, tras una muy buena jugada colectiva. Banfield fue de nuevo el dueño del clásico.




Fuente: La Nación