·

Criticas al Vademecum del IPAUSS

La decisión de las autoridades del Instituto de poner en marcha una nueva modalidad de cobertura de medicamentos a través del vademécum de IOMA causó malestar en los profesionales del hospital. Aseguran que “Esto va en detrimento de la salud”.




(Río Grande 04 febrero 2010) – Un marcado malestar generó en el plantel de profesionales del Hospital Regional Río Grande la nueva modalidad de cobertura de medicamentos del vademécum del IOMA (Instituto de Obra Médico Asistencial) puesta en marcha recientemente por autoridades del IPAUSS.



Así lo manifestaron autoridades de la Asociación de Profesionales del HRRG quienes cuestionaron la falta de planificación y perspectivas y expusieron los graves problemas que sufrirán en lo sucesivo. Además plantearon ante autoridades del hospital la falta de información oficial al respecto.



“Sabemos extraoficialmente que desde el 1 de febrero se está aplicando el vademécum del IOMA, teniendo en cuenta que es una de las peores obras sociales del país en cuanto a cobertura, y eso ya es una preocupación” aseguró el Dr. Oscar Ruiz, representante de la APHRRG.



Desde la entidad destacaron la falta de organización en la puesta en marcha que ya está en vigencia, pero que no se ha informado de forma oficial. “Los médicos seguimos trabajando como siempre –agregó Ruiz- pero resulta que ahora hacemos las recetas, el paciente va a la farmacia y le contestan que no tiene cobertura. Realmente creemos que no nos han mandado información porque deben estar seguros que vamos a estar en desacuerdo por la poca cobertura que están implementando”.



Los profesionales de la salud señalaron que esta nueva modalidad los afecta de dos maneras: una por ser afiliados al IPAUSS que sufren las mismas consecuencias que cualquier afiliado; y como médicos que, al ser efectores, motivará seguramente un enfrentamiento con los pacientes que impactará directamente en la salud de la población.



“La manera en que nos va a enfrentar es porque el paciente recibe la receta, va a la farmacia y, como no le cubren los medicamentos, vuelve al consultorio para que vuelvan a atenderlo con la simple finalidad de que le cambiemos el medicamento”, explicó el galeno. “Eso nos sobrecargará de trabajo y si a eso le sumamos que cada día que pasa el hospital sufre el éxodo de profesionales y por el contrario, la población de la ciudad crece notablemente, entonces la crisis se profundiza y afecta directamente la salud, que es lo que nos preocupa sobremanera”.



Plantean además la problemática de que algunos pacientes podrán comprar algunos medicamentos simples, pero muchos otros no podrán costearse los remedios. En ello radica el impacto directo en la salud de la población, ya que ese paciente queda sin tratamiento por no tener la cobertura correspondiente. En definitiva, los afiliados al IPAUSS tendrán que pagar más caros muchos medicamentos, y por ende buscarán que el médico les recete otro medicamento que sí esté cubierto por la obra social. Eso implica que a un paciente habrá que atenderlo dos o más veces por una misma patología.



“Vemos con preocupación que cuando nos llegue el nuevo listado de medicamentos presumimos que va a ser insuficiente para ejercer efectivamente nuestra profesión y nos impedirá realizar un tratamiento adecuado” concluyó el Dr. Ruiz.