·

Godoy Cruz hizo Gimnasia

El comienzo del Clausura venía seco en Mendoza, hasta que Federico Higuaín agarró un rebote en el área y entre las manos de Sessa se escurrió la pelota, que entró despacito al arco. El Tomba, con el debut del Turco Asad, suma tres puntos de oro en la lucha de abajo.



El Gato Sessa le permitió a Godoy Cruz llevarse los primeros tres puntos en juego de 2010. Fundamentales por el promedio. El Tomba jugó mejor en la tarde/noche mendocina de doble debut técnico, tanto para Diego Cocca como para el Turco Asad, que se fue con una sonrisa por el 1-0 de su equipo.



En el primer tiempo Godoy Cruz manejó mejor la pelota, con el criterio de Olmedo y la buena comunicación entre David Ramírez y César Carranza, que estuvo muy activo y tuvo dos claritas: un remate desde afuera que Sessa no contuvo, pero Castillo estaba adelantado, y un tiro cruzado luego de un corner desde el lateral del área grande que se fue por el segundo palo.



En Gimnasia, Rinaudo aportaba su habitual entrega y quite en el medio. Porque arriba tuvo poco y nada. Lo más cercano a situaciones de gol fueron un remate muy afuera de Romero y un toque muy débil de Villar fácil para Ibañez. Claro, esto porque la más clara, lejos, la tuvo sobre el final del primer tiempo Villar, que entró en soledad absoluta por izquierda, pero no le pegó al arco y su pase para el ingresado Gastón Casas fue muy atrás como para poder definir. Se confirmó que Vizcarra sufrió un esguince en el tobillo izquierdo.



El segundo tiempo bajó la temperatura, del ambiente y del partido. Aunque algunas jugadas de peligro hubo. Pero siempre de los locales. Sorprendió que Asad lo sacara a Carranza a los nueve minutos, por lo bien que venía jugando. De hecho, dos minutos antes había encarado desde afuera hacia adentro para sacar un enérgico zurdazo. En su lugar entró Federico Higuaín, que había sido el goleador del Tomba en el Apertura.



Gimnasia controlaba la pelota por momentos, pero muy lejos del arco de Ibañez. Jairo Castillo tuvo una increíble, con un cabezazo. El colombiano se elevó sólo en el medio del área, pero se le fue por arriba. La más peligrosa del equipo de Cocca fue la que Ibañez le tapó a Villar, un tiro con tres dedos luego del gran pase en profundidad de Casas.



Asad sacó a Carranza, de buen partido. Pero habrá que darle la razón. Porque Higuaín, que recuperó algo de su buen nivel de Chicago, estuvo atento en el rebote de Sessa por el cabezazo de Salinas. El ex Independiente llegó de frente y puso el pie. Pero claro, la pelota salió recta, le pasó al Gato por el medio de las piernas y se coló por detrás suyo. El experimentado arquero no llegó a parar la pelota, que mansita terminó pasando la línea mientras el delantero arremetía por las dudas…



Pero no hizo falta. Sobre el final, Maglio no cobró una terrible falta de Rinaudo a Torres, que era para roja, y así Fabián se perdía el clásico platense, pero podrá estar por la vista del árbitro. Fue gol, a los 35, para cumplir con el mandato de técnico que debuta, gana. Asad ganó. Y por un cambio, poco entendido al principio, que luego le dio sus réditos.



Gimnasia, de irregular partido, se quedó sin nada. Godoy se llevó el premio que buscó, que buscó más que sus rivales. Y serán, como dijo el Turco, 1.000 los puntos que gana el Tomba, en su lucha por no bajar a la B Nacional.