·

Pudo haber sido provocado el incendio en Gendarmería

Esta mañana se hicieron las pericias y se trabaja en la remoción de escombros. Creen que alguien pudo haber iniciado intencionalmente el fuego en un vehículo que estaba en la entrada del inmueble.



(Río Grande, enero 24 de 2010) – El devastador incendio que asoló las instalaciones de la Sección Reforzada Río Grande de Gendarmería Nacional pudo haber sido intencional, según los primeros informes extraoficiales surgidos en el lugar.


Fuentes oficiosas coincidieron en señalar que las primeras llamasse desataronun vehículo que lleva 4 años secuestrado en instalaciones de la Fuerza (cercano a la calle) y que de ningún modo pudo haberse incendiado de manera espontánea.


Esta mañana se realizaron las pericias criminalísticas que serán derivadas al Juzgado Federal que instruye las actuaciones del caso. De inmediato (y frente a los pronósticos de fuertes vientos previstos para la región) se ordenó la inmediata remoción de los escombros, tarea que estuvo a cargo de personal de Defensa Civil y Obras Públicas del Municipio.


Las tareas eran seguidas de cerca por el Jefe del Escuadrón 44, Comandante Carlos Cáceres, quien viajó desde Ushuaia apenas ocurrido el siniestro.


En el lugar permanecían también el saliente jefe de la Sección Reforzada Juan Alberto Ibarra y su remplazante Virgilio Ferreira Ortellado, quien había asumido el cargo hace apenas dos días. Ferreira se encontraba abocado a la mudanza para instalarse con su familia en la vivienda lindera al edificio de la Fuerza, que también fue consumida por las llamas, al igual que la totalidad de las pertenencías del grupo familiar. Muchas de ellas aun se encontraban en los embalajes en que había llegado horas atrás a la Isla.


Seguir trabajando


Las autoridades de Gendarmería subrayaron la necesidad de seguir operando urgentemente en las tareas propias de la repartición. Para ello, se anunció que parte del personal se alojará en dependencias de la que fuera oficina de Prensa del Gobierno Provincial, en San Martín 44 (a muy pocos metros del edificio siniestrado).


Allí se continuará provisoriamente con la emisión de documentación personal, permisos de tránsito internacional y demás, aunque no se efectuará por el momento la verificación de vehículos automotores. Al mismo tiempo, la mayoría del personal (una dotación de 30 efectivos) se trasladará a San Sebastián, donde seguirán cumpliendo funciones.