·

Son ocho los sismos registrados en el país esta semana

Tres nuevos sismos sacudieron hoy a varias provincias del país. Ya suman ocho los temblores registrados en el país la última semana. Los de hoy ocurrieron en Santiago del Estero, en Jujuy y en San Juan. No provocaron daños.



(Buenos Aires, enero 20 de 2010) – Tres nuevos sismos se registraron hoy en diversos puntos de la Argentina, con lo que suman ocho en lo que va de la semana, sin que se reportaran daños ni heridos.


“El primero de los movimientos ocurrió a las 3 horas 5 minutos 41 segundos en la provincia de Santiago del Estero. El epicentro se ubicó a 130 kilómetros al noroeste de la capital provincial, a unos 600 kilómetros de profundidad y alcanzó 5,2 grados de magnitud en la escala de Ritcher», dijo a Télam el ingeniero Alejandro Giuliano, director del Inpres.


«El segundo sismo se produjo en Jujuy a las 6 horas 3 minutos 45 segundos, tuvo su epicentro a 190 kilómetros al este noreste de la ciudad de San Salvador de Jujuy, a unos 200 kilómetros de profundidad y su magnitud fue de 4,3 grados Ritcher», agregó.


Giuliano remarcó que «en ambos casos, los movimientos no fueron percibidos por la población» y que «no se produjeron víctimas personales».


Más tarde, se registró un temblor de 4,3 grados en la escala de Richter, cuyo epicentro se ubicó a 80 kilómetros al oeste-noroneste de la ciudad de San Juan, en la sierra de El Tontal.


La intensidad con la que el movimiento telúrico se sintió en la capital de San Juan «fue de III (tres) grados en la escala Mercalli Modificada», por lo que el Inpres lo calificó como «un sismo leve».


El titular del Inprés explicó que «estos movimientos están ocurriendo por una interacción de las placas de Nazca y Sudamericana» y que «los más superficiales y perceptibles se originan en fallas geológicas activas en la propia placa».


Además recordó que «en el Inprés registramos de 25 a 30 sismos diarios que ocurren en el país. Aunque la mayoría, por sus características no son percibidos por la población».


En los últimos días varios sismos sacudieron distintos puntos del país.


El domingo último se produjo un movimiento de 6.3 grados de magnitud en el sur del mar argentino, en el pasaje de Drake a 354 kilómetros al sudeste de Ushuaia y a una profundidad de 21 kilómetros.


El lunes a las 9:28 un sismo sacudió a San Juan, con epicentro a 30 kilómetros en dirección oeste-noroeste de la capital provincial, en la Sierra de La Dehesa, con una magnitud estimada en 5.5 grados Richter.


El martes hubo dos temblores de los que uno se registró a las 2:36 con epicentro a 15 Kilómetros del límite interprovincial San Juan-Mendoza y a 127 Kilómetros al oeste-noroeste de la ciudad de Mendoza con una magnitud de 4.6 grados.



El mismo día, a las 11:16 y con epicentro a 90 Kilómetros al nor-noroeste de la ciudad de La Rioja, en el flanco oeste de la Sierra de Velazco se produjo un sismo con una magnitud de 4.3 grados en la escala de Richter Finalmente ayer a las 14:28 se registró otro temblor con epicentro a 100 Kilómetros al suroeste de la ciudad de San Miguel de Tucumán, en la Sierra de Narváez, en el límite con Catamarca con una magnitud de 5.4 grados en la escala de Richter.


Según el Inpres los sismos que ocurrieron en Argentina y en otros países de América tras el devastador terremoto de Haití «no tienen ninguna conexión entre sí, ya que responden a diferentes placas tectónicas».


Mario Figueroa, técnico del Inprés dijo a Télam que «en Argentina ocurren unos 7.000 sismos anuales, la gran mayoría de ellos imperceptibles y obedecen a fricciones y reacomodamientos que presenta la placa tectónica de Sudamérica, por lo que no tiene nada que ver con el terremoto de Haití, que pertenece a la placa del Caribe».


Figueroa destacó que la zona del Caribe «es altamente sísmica porque allí confluyen tres placas tectónicas, por lo que lo sucedido en Haití no es extraño aunque sí la magnitud y el hecho de que se trata de un suelo no preparado para soportar un terremoto de esa escala».


El especialista dijo que «ningún sismo detona a otro del mismo continente, son independientes entre sí, sólo obedecen a las fricciones y acercamientos y liberaciones de energía que hay en las distintas placas tectónicas que confluyen en cada región», recalcó.