·

Del Potro dejó en el camino a un durísimo Blake

El tandilense venció al estadounidense por 10-8 en el quinto set y pasó a la tercera ronda del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año.



(Buenos Aires, enero 20 de 2010) – Una verdadera batalla que se extendió por cuatro horas y diecisiete minutos. Así fue el partido, con un clima propio de una final, que Juan Martín del Potro, cuarto favorito, le ganó al estadounidense James Blake, 45 del mundo, por 6-4, 6-7 (3), 5-7, 6-3 y 10-8 para situarse en los dieciseisavos de final del Abierto de Australia.


Fue un gran partido n el que el de Tandil demostró una gran frialdad para doblegar a Blake y continuar adelante en este torneo en el que el año pasado alcanzó los cuartos de final.


Tras hacerse con el triunfo, Del Potro pasó la red y se fundió en un abrazo con Blake, con el que había perdido en el único enfrentamiento anterior, en Las Vegas en 2007, cuando tuvo que retirarse por lesión (6-1 y 3-1).


Además de sus problemas en la muñeca derecha que arrastra desde la semana pasada en la exhibición de Kooyong, «Delpo» tuvo que llamar al fisioterapeuta para recibir masaje en el costado y muslo izquierdo. Blake también solicitó ayuda por un problema en el hombro izquierdo


Fue el estadounidense el que tuvo en su mano el partido, cuando después de cuatro sets apasionantes logró adelantarse con 2-0 en el quinto, una ventaja que el argentino anuló en el tercer juego, para luego romper otra vez en el undécimo (6-5).


El campeón del Abierto de EE.UU. llegó a sacar entonces para ganar el partido, pero Blake neutralizó su saque a continuación con impresionantes devoluciones.


La oportunidad se le presentó al jugador entrenado por Franco Davin cuando logró romper en el 9-8 a la cuarta oportunidad, para sentenciar después al siguiente. Ahora, metido de lleno en el torneo, Del Potro se enfrentará con el alemán Florian Mayer, que derrotó al serbio Victor Troicki, 29 favorito, por 4-6, 6-4, 7-6 (2) y 6-1.