·

Falta el agua en Puerto Pirámides

El agua potable disponible no alcanza para abastecer a la cantidad de turistas que llegan por el avistaje de ballenas. Por estos días hay más de 3.000 entre turistas y trabajadores golondrina que llegan para la temporada.



(Rawson, enero 19 de 2010) – El balneario de Puerto Pirámides, ubicado sobre la orilla del Golfo Nuevo que da a Península Valdés en el noreste del Chubut, está sin agua desde ayer y se intentaba esta mañana abastecer a la población y a los turistas a través de camiones.


Así lo confirmó a Télam Hugo Cárdenas, el presidente de la cooperativa de servicios públicos de esa localidad ubicada a 85 kilómetros de Puerto Madryn, desde donde esta mañana partieron los camiones cisterna para aliviar la situación.


«Ayer nos quedamos sin agua», dijo Cárdenas al explicar la situación por la que atraviesa esa población de 663 habitantes permanentes, aunque se estima que por estos días hay más de 3.000 entre turistas y trabajadores golondrina que llegan para la temporada.


Cárdenas se lamentó porque «es imposible dar el servicio a una población tan grande, ya que nosotros tenemos 160 usuarios habitualmente, es decir domicilios a los cuales llegar con el servicio, pero ahora con el camping lleno, los hoteles colmados y las viviendas particulares repletas, no damos abasto».


Puerto Pirámides no tiene acueducto y se abastece de unos pozos de agua que están emplazados en la estancia «Los médanos», cuyos propietarios accedieron a que se extraiga de allí el líquido que se potabiliza en una planta de campaña y se acarrea en camiones.


También existe una planta desalinizadora que funciona desde hace 30 años aprovechando el agua del mar pero con una tecnología vetusta.


Ayer los grandes demandantes fueron los hoteles, cuyos huéspedes no podían utilizar los baños por falta de agua lo que se fue corrigiendo con la llegada de camiones.


Cárdenas indicó que el mismo problema tuvieron en la temporada de ballenas que tiene su pico en octubre-noviembre, ya que ese es el centro de embarque más importante del país para hacer los avistajes, y vaticinó que se repetirá la mala experiencia en la próxima temporada.


«Esto ocurre en gran parte por las excelentes temperaturas que hemos tenido, con la playa cubierta de visitantes y eso por supuesto hizo crecer notablemente la demanda», explicó.


Para los próximos días se prevén temperaturas cercanas a los 30 grados en toda la región, por lo que se estima que las condiciones se mantendrán hasta el fin de semana inclusive.


(Telam)