·

Aseguran que en Ushuaia no se percibió el sismo

El epicentro tuvo lugar en el Cabo de Hornos- La Estación Astronómica de Río Grande catalogó al fenómeno como de “intensidad importante”, aunque no llegó a ser percibido en el territorio insular fueguino.



(Ushuaia, enero 17 de 2010) – Desde la Dirección Provincial de Defensa Civil informaron que un movimiento sísmico de 6.3 grados de magnitud en la escala de Ritcher se produjo a las 9 de este domingo en el Mar Argentino. El fenómeno tuvo epicentro a 380 kilómetros de las costas de Tierra del Fuego frente a Ushuaia, aunque no fue percibido por los habitantes de la ciudad capital y no causó inconveniente alguno ni en la población ni en los edificios de la provincia.


El sismo fue reportado por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (SG-EEUU), dando cuenta que esta mañana se registró un movimiento de 6.3 grados en la escala de Ritcher en el Mar Argentino, aproximadamente a 180 kilómetros al sur del Cabo de Hornos.


«El movimiento no fue percibido en la ciudad, no hay víctimas personales y no se produjeron daños materiales» informó Hector Varela, Director de Coordinación de Defensa Civil de Tierra del Fuego.


Varela remarcó además que «no se percibió movimiento alguno en todo el territorio provincial, ni siquiera en los puestos de avistaje y de Inteligencia de la Armada Argentina y de Prefectura Naval, por lo que se emitió un comunicado oficial llevando tranquilidad a la población».


En tanto, el especialista José Luis Hormaechea, Jefe de la Estación Astronómica Río Grande, explicó que «se trata de un evento sísmico en la fractura de Schackleton 380 km. al sur de la ciudad de Ushuaia. Esta es una zona sismogénica habitual y es normal que sucedan este tipo de eventos en ese área», aclarando que se trata «de una fractura que coincide con el límite entre las placas tecnónicas de Scotia y Antártica».


Hormaechea confirmó que la intensidad del sismo «fue de 6.3 en la escala de Richter, que es una magnitud importante, pero por la distancia tuvo escasa o nula percepción en la ciudad de Ushuaia».