·

La cuestión gay, entre el derecho y la conveniencia

Para una minoría, durante siglos reprimida, es una cuestión de orgullo e inserción social. Para muchos, un negocio y un modo de aparentar una mentalidad progresista. Un debate que merece un tratamiento político y social más serio.



Aunque sus operativos de prensa lo muestran como una cuestión social, política y de derechos por rescatar, los impulsores de la boda gay (liderados por el partido que gobierna en Tierra del Fuego) dejaron exhibir su avanzada como una cuestión farandulesca y de abuso de poder.


Nadie le prestó atención a la discusión con la Iglesia, nadie le preguntó al pueblo fueguino si aceptaba presentarse como una provincia a la avanzada en cuestiones sumamente controvertidas y enfrentadas con la tradición social.


Ser gay es un derecho por reivindicar, pero para algunos es una moda a imponer. Entre los derechos humanos y el gran negocio, los intereses de oportunidad ocultan la necesidad de una discusión seria y progresista, aunque solidaria con los valores que también merecen respeto.

Escuchar Audio