·

No figura Tierra del Fuego en los nuevos DNI

Tampoco las Islas Malvinas aparecen impresas en el mapa argentino que ilustra los nuevos documentos que entrega el Registro Nacional de las Personas. La denuncia la efectuó el ombudsman salteño, según refleja hoy el diario “El Tribuno”.

(Salta, diciembre 18 de 2009 – Textual de diario “El Tribuno”) – El pasado 5 de noviembre, cuando le entregaron su nuevo documento nacional de identidad, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se manifestó orgullosa de recibir el primer “DNI ciento por ciento argentino”. Según parece, ni ella ni los que empezaron a imprimirlos advirtieron que la libreta y la tarjeta de identificación complementaria omiten reflejar el ciento por ciento de la soberanía territorial argentina, ya que en los mapas allí estampados brillan por su ausencia la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Ayer, tras verificar que la gruesa falla de impresión no se limita a un DNI en particular, sino que se presume generalizada, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Salta comenzó a preparar una acción con la que solicitará a la Justicia Federal que ordene detener la emisión de los nuevos documentos hasta tanto se repare la grave omisión de Tierra del Fuego e islas Malvinas en los cuestionados mapas.

Curiosamente, los DNI expuestos en el sitio oficial del Gobierno sí tienen a las islas del sur. Estos, ni siquiera por su pequeñez, justifican que tampoco exista mención alguna a las Georgias, las Sandwichs del Sur y el Sector Antártico Argentino.

“Es un improvisación vergonzosa”, sostuvo anoche el ombudsman salteño, Alvaro Ulloa, luego de subrayar que los mapas impresos en los nuevos DNI no comportan un desliz menor. “Y menos aún en momentos en que se está planteando desde el viejo continente que las islas Malvinas son parte del territorio de la Unión Europea”, remarcó.

En la presentación judicial se hará notar que, si bien los pequeños mapas impresos en los documentos no revisten una certeza cartográfica, por lo menos suponen una definición de lo que comprende el territorio argentino en su integridad.

En efecto, y por larga experiencia, se sabe que ante cualquier planteo internacional en reclamo de soberanía territorial, toda documentación adquiere especial trascendencia. Mucho más, por caso, si suelos entrañables como los de las Malvinas aparecen lisa y llanamente excluidos nada menos que en los documentos que certifican la identidad de las personas nacidas en el territorio nacional y la de los ciudadanos extranjeros con certificados de radicación otorgados por la Dirección Nacional de Migraciones.

La Constitución

Según se anticipó desde la Defensoría del Pueblo, el escrito que ingresará a la Justicia Federal de Salta e incluirá la solicitud de una medida cautelar, tendrá uno de sus ejes sobre la cláusula transitoria primera de la Constitución, por la cual: “La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur”. La misma cláusula constitucional, en este sentido, reafirma que dichas islas “constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

La presentación judicial, asimismo, destacará que por ley 23.775 se creó en 1990 la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Curiosamente, esta jurisdicción aparece íntegramente omitida en los mapas impresos en los nuevos documentos que comenzó a entregar el Registro Nacional de las Personas en distintas provincias, pero no así en los DNI expuestos a modo ilustrativo en la página oficial del Ministerio del Interior de la Nación. Esos sí incluyen a Tierra del Fuego y a las islas Malvinas, como lo hará notar la Defensoría del Pueblo ante el Juzgado Federal de turno.

“Estamos, evidentemente, ante un error grave que debe ser subsanado con urgencia y por ello, mientras se dirimen las planteos de fondo, vamos a solicitar el dictado de una medida cautelar que frene la emisión de los nuevos DNI”, acotó Ulloa, quien también cuestionó aspectos relacionados con la seguridad en la gestión de los nuevos documentos. “Ni siquiera se pide para entregarlos la partida de nacimiento del interesado”, advirtió