·

Montero: Martín es como el tero, pone los huevos en un lugar y cacarea en otro

Los concejales Gustavo Longhi y Marisa Montero coincidieron en recomendarle al Intendente que se ponga a trabajar para resolver los problemas de infraestructura que se avizoran como una consecuencia de la llegada de una ola migratoria.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, 16 de diciembre de 2009) – La concejal Montero aseguró que «Martín es como el tero, porque pone los huevos en un lugar pero cacarea en otro, él tiene el conflicto en las puertas de su despacho, con dos carpas de protesta, pero prefiere hablar sobre otros temas echando culpas y responsabilidades al Gobierno, para no hacerse cargo de sus propias responsabilidades

«Una vez más el intendente entra en pánico y genera situaciones de temor e incertidumbre en la comunidad, viendo fantasmas por todos lados, sin ponerse a pensar que lo mejor sería aportar soluciones e ideas para que los problemas de infraestructura y vivienda se pueden solucionar uniendo los esfuerzos de todos los actores con algún grado de responsabilidad en la cuestión pública, y ahí estamos todos comprometidos en proponer alternativas. Martín festeja los diez años de gestión, pero aún no se enteró que es uno de los protagonistas de la cosa pública, y su deber es acercar posiciones y también soluciones creativas, sin reclamar todo el tiempo plata, aseguró Montero.

En ese mismo sentido, el concejal Longhi, subrayó que durante diez años, Martín no generó ni un sólo puesto de trabajo, quizá porque la idea de crecimiento y proyección lo paraliza, si fuera por él nos quedaríamos quietos, que nada pase para que no haya demandad ni inseguridad. No entiende que los riesgos y las consecuencias del crecimiento hay que preverlas y no evitarlas». Longhi le recordó al intendente que «es cierto que se habla de inversiones y trabajo y pero también de previsión, este Gobierno está haciendo las gestiones necesarias ante los empresarios para que la mano de obra local tenga algún tipo de prioridad en los puestos laborales que se vayan generando. También se gestionan fondos ante Nación para atender la demanda de servicios y en esas gestiones nunca vimos acompañando o ayudando al Intendente de esta ciudad. Tampoco lo vimos en el Congreso de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Nación apoyando la ley de fomento a la industria, todo lo contrario, los radicales finalmente nunca aportaron los votos para que esa ley fuese una realidad como lo es hoy, pero lo logramos de todas maneras con el esfuerzo de muchos sectores»

Montero recordó que «ya en agosto de este año le pedimos al jefe comunal equilibrio y serenidad para poder basar su gestión en un liderazgo serio. Se lo repito ahora, quizás debería ir a un psicólogo para aprender a no asustarse en situaciones complicadas. Martín siempre se encarga de tergiversar la realidad, como lo único que hace es recibir a los jardines de infantes en su despacho, cuando asoma la nariz a la calle empieza a sentir miedo, no será que ya ni siquiera tiene un entorno que lo contenga y por eso se siente muy solo y se refugia huyendo de la ciudad o recluyéndose en la seguridad de su despacho»- se preguntó la concejal. En ese sentido Montero señaló que «lo invito a salir a dar la cara a la realidad y empezar a trabajar en serio de acuerdo a la responsabilidad que le cabe como máxima autoridad de la ciudad. Esto seguramente contribuirá a que todos los vecinos puedan sentirse mejor al tener un intendente que se hace cargo de los problemas y necesidades de los habitantes de la ciudad».

Por último Longhi afirmó que «hay consecuencias propias de la evolución de los pueblos que no se pueden evitar aunque alguien lo pretenda, lo que tienen que hacer quienes tienen diferentes grados de responsabilidad, es trabajar previendo esas situaciones para poder dar respuestas acordes a las necesidades de todos, y no de un grupo de amigos o socios», puntualizó.