·

Masters: Del Potro ganó y es finalista

El argentino, Juan Martín Del Potro venció al sueco Rodin Soderling por 6-7 (7-1), 6-3 y 7-6 (7-3) y mañana disputará la instancia decisiva del último torneo de la temporada, ante el ruso Nikolay Davydenko en el torneo que se disputa en Londres. “La gente: me ayudó mucho y se pusieron de mi lado, esto te ayuda a buscar energías de donde uno no las tiene, y eso es valioso tanto para ellos como para mí”.

En el primer turno del día el ruso Davydenko dio el golpe al superar al suizo Roger Federer por 6-2, 4-6 y 7-5. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Del Potro, número 5 del ranking mundial, y Davydenko (7) jugarán mañana la final a las 11.30 (14.30 hora local), en el imponente estadio Arena de la ciudad de Londres.

Si Del Potro supera mañana en la final al ruso desplazará del cuarto puesto del ranking mundial al británico Andy Murray, cerrando de esa manera el mejor año de su carrera, que ya lo es aunque pierda este domingo.

Pero la atención de los argentinos no estaba en el golpe que dio el ruso, sino en la presentación del tandilense, quien venía de vencer ayer al número uno del ranking mundial de la ATP.

El partido entre el argentino y el sueco en el primer set fue muy parejo, con los dos manteniendo su servicio, hasta llegar al tie breack, que ganó con facilidad Soderling, número 9 del ranking.

Sin embargo, en el parcial inicial Del Potro dispuso de varias chances de quiebre, que no supo aprovechar y en la definición del set no le funcionó su mejor arma: el saque.

En el segundo parcial el partido no varió mucho, hasta que Del Potro pudo quebrar a Soderling y así se encaminó a ganar el set, para llevar a una definición tremenda.

En el tercer set llegó lo mejor del partido, con grandes aciertos y grandes errores de los dos jugadores, quienes a esa altura no sólo sentían el trajín del match sino que del torneo.

En el sexto game Soderling parecía encaminarse a una victoria, quebrando el saque de Del Potro, pero cuando el sueco tuvo que defender el suyo para confirmar el quiebre también lo cedió, dejando todo igual.

Así llegaron al tie breack del tercer set, donde el saque del tandilense funcionó de manera perfecta, para ganar 7-3 y así clasificarse a la final del Masters, donde lo espera el ruso Davydenko.

Desde el hotel donde está concentrado el ruso Davydenko observó el triunfo de su rival de mañana, con la tranquilidad de haberse sacado hoy un peso de encima: le ganó por primera vez a Federer después de caer en las 12 ocasiones en las que se habían enfrentado.

“Toda mi familia, todo el mundo que me apoya, estaba esperando este momento. Porque había ganado a todo el mundo en el ’top 10’ excepto a Federer», dijo el ruso después de superar al suizo.

«Pensaba que la victoria podría llegar quizá en 2010 o 2011, pero en 2009, al final de temporada, sienta muy bien», completó.

“Quedan pocas energías pero mañana las voy a gastar todas”

Fue un partido donde no me estaban saliendo bien las cosas y en los momentos importantes apareció la garra”, indicó el tenista tandilense, luego del partido a ESPN.

En cuanto a cómo afrontará el partido, el tandilense indicó que le “queda el último partido del año” y verá que es lo que le propone su rival.

“Quedan pocas energías pero mañana las voy a gastar todas”, reconoció.

Respecto al juego hecho ante Rodin Soderling, Del Potro reconoció que había que tener paciencia ante el juego desplegado por el europeo y que “durante un momento no podía quebrar el saque”.

“Necesité de calma, por el rival, tuve mucho más chances de quiebre que él y no las supe aprovechar, eso hacía que pierda la calma. Pero en el tercero me recuperé y le agradezco al público porque es difícil mantenerse a fin de año”, reconoció.

“La gente: me ayudó mucho y se pusieron de mi lado, esto te ayuda a buscar energías de donde uno no las tiene, y eso es valioso tanto para ellos como para mí”.

Por último, Del Potro analizó como será el encuentro decisivo ante Davydenko y remarcó que espera “hacer un partido corto para no sentir el cansancio”.

“A esta altura voy para donde sea, pero será un partido rápido, donde también habrán puntos largos y espero estar firme, aunque debo hacerlo corto y así no sentir el cansancio”, finalizó.