·

Enfermedades Transmitidas por Alimentos

El Director de Epidemiología Abel Palmieri en Radio Fueguina señaló que “la más seria es el Síndrome Hurémico Hemolítico, con muchos casos en la provincia y de personas de Río Grande que han viajado a las provincias del norte del país”.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, 24 de noviembre de 2009) – El Director de Epidemiología Abel Palmieri señaló que “a medida que nos acercamos a las fiestas de fin de año comienza a haber una prevalencia de las ETAs, y la más seria es el Síndrome Hurémico Hemolítico, con muchos casos en la provincia y de personas de Río Grande que han viajado a las provincias del norte del país”.

“Hay que tener mucho cuidado con las casas de comida rápida porque uno de los elementos más importantes del contagio de Esterichia Coli, el microorganismo que libera la toxina de la enfermedad, son las hamburguesas mal cocidas”, se exhortó.

El médico explicó que la sintomatología de la enfermedad “empieza con una diarrea que puede llegar a ser sanguinolenta, lo cual genera complicaciones orgánicas como insuficiencia renal y una anemia muy importante que en la mayoría de los casos requiere diálisis y transfusiones sanguíneas”.

Asimismo, Palmieri expuso que la triquinosis es transmitida al hombre al ingerir carne infestada con Triquina, el parásito productor de la enfermedad.

“El análisis de detección consiste en una digestión enzimática del producto, se toma un pedazo de carne del cerdo faenado y se observa si se libera larvas o no”, indicó, y añadió que “el parásito suele alojarse en el intestino y luego pasa al torrente sanguíneo, desde donde va a algún músculo, lo cual genera dolores muy grandes; y en algunos casos se puede llegar a alojar en el corazón o el cerebro, lo cual puede generar problemas cardíacos o de meningitis”.

Otra enfermedad mencionada por el médico es la salmonelosis, relacionada con la contaminación de alimentos como huevos y verduras y cuya sintomatología consiste en “diarreas muy fuertes que pueden llegar a comprometer seriamente el organismo de un niño”.

Finalmente, Palmieri aludió a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Marea Roja como otra causa importante de intoxicación alimentaria. “Los frutos de mar deben ser registrados con su respectiva certificación y sellado, lo cual nos asegura que el producto es seguro, porque la toxina de marea roja es un veneno neurológico peligroso”, aseveró, e informó que actualmente la recolección de moluscos y frutos de mar está vedada hasta tanto se determine la disipación del fenómeno.

Escuchar Audio