·

Silva volvió a ser la carta del triunfo y Banfield se consolida en la punta

El delantero uruguayo le dio el triunfo al "Taladro" ante Independiente. Antes, los "diablos rojos" se habían puesto en ventaja con gol de Darío Gandín. El empate transitorio lo anotó Lucas Mareque, en contra de su valla.

Banfield dio anoche un paso trascendental en su camino al título, al vencer a Independiente por 2 a 1, aprovechando la racha goleadora de Santiago Silva, en un entretenido encuentro disputado en< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Avellaneda por la decimoquinta fecha.

El equipo del «Taladro» se adjudicó el triunfo con los goles de Lucas Mareque, en contra de su valla, a los 6 minutos y Santiago Silva, a los 32, ambos en el complemento.

En tanto, Independiente se había puesto en ventaja con un tanto de Darío Gandín, a los 3 de la segunda mitad.

Ahora Banfield suma 35 puntos, seguido por Newell»s con 32, aunque el equipo aurinegro tendrá que jugar mañana ante Central, en el clásico de Rosario.

El primer tiempo, casi todo el desarrollo del mismo, fue un estudio entre ambos equipos, sigilosos de no cometer error alguno a sabiendas que del otro lado el rival tenía jugadores que podían aprovecharlo.

Mientras que en Banfield el que intentaba organizar el juego era Walter Ervitti, Independiente no logró hacer pie con lo que proponía Mancuello o Piatti.

Debido a las rispideces y la falta de ideas por parte de ambos equipos, es que las ocasiones de gol no fueron abundantes, aunque Independiente logró ser más predominante en el juego, en gran medida porque Banfield no atinaba a acertar alguna pelota en profundidad para los uruguayos Fernández y Silva.

También es cierto que el campo de juego, debido a la lluvia que se abatió sobre Avellaneda y que en parte complicó el normal traslado del balón.

Cierto es que el juego, para contrarrestar las marcas pegajosas y los pocos espacios, se hizo mucho por arriba y eso hizo deslucidas las acciones.

Todo cambió en el complemento, desde casi el arranque mismo, ya que a los 3 Gandín capturó un defectuoso despeje de la defensa de Banfield y de emboquilla dejó parado y sin reacción a Luchetti, para poner el 1 a 0.

La alegría roja duró poco, porque de una jugada intrascendente llegó la desinteligencia de Mareque y Gabbarini, porque el defensor cabeceó sin observar la posición de su compañero y venció su propia valla para darle el empate a Banfield.

El partido se hizo algo más abierto, porque a Independiente no le convenía el empate y además sabía que podía hacerle un gol al puntero.

Pero las opciones no eran tan claras como el «Tolo» Gallego pretendía, aunque Gandín casi convierte el segundo con un remate de afuera del área.

Banfield abrió la cancha con Quinteros por derecha y James Rodríguez por izquierda, y en una incursión del primero por su sector llegó el gol de los dirigidos por Falcioni.

Es que el balón le llegó a Fernández, quien esperó a Silva y el uruguayo tras eludir a Matheu definió con un zurdazo bajo que venció a Gabbarini.

Banfield sabe utilizar el libreto del líder y a partir de la ventaja se cerró atrás, cuidó bien los espacios y jugó con la desesperación de Independiente, que no le encontró la vuelta para llegar al empate.