·

“Vuelve 2011″: Kirchner estrenó eslogan de campaña en Chubut:

“No es momento de candidaturas” dijo el ex presidente, delante de un gigantesco cartel con la nueva leyenda que propone su retorno a la presidencia. Hubo silbidos contra el gobernador Das Neves, luego del ataque a un local kirchnerista.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Comodoro Rivadavia, noviembre 19 de 2009) – Mientras reiteró que «no es momento de candidaturas”, el ex presidente Néstor Kirchner encabezó un acto del PJ en Comodoro Rivadavia, Chubut, donde estrenó un nuevo eslogan: “Vuelve 2011”, que se pudo leer en un gigantesco cartel ubicado como fondo del escenario.

El acto se desarrolló en el gimnasio del Sindicato de Petroleros Privados de Comodoro Rivadavia. Pero no pasó desapercibido para nadie que fue en la provincia gobernada por Mario Das Neves, precandidato presidencial y, aunque peronista, declarado opositor al matrimonio Kirchner.

Sin embargo, el ex presidente le envió un mensaje conciliador al gobernador de Chubut y destacó que «las puertas del despacho» de la mandataria Cristina Fernández están «abiertas» para dialogar con dirigentes de todos los sectores.

Antes del acto, fue recibido por dos piquetes integrados por desocupados del gremio de la UOCRA, que complicaron su llegada al club donde estuvo acompañado de gobernadores y funcionarios del Gobierno nacional.

Este incidente, que se sumó a un ataque a balazos contra un local kirchnerista de Comodoro Rivadavia, se produjo en el contexto del enfrentamiento que mantiene el ex presidente con Das Neves por el control del Partido Justicialista que podría convertirse en una antesala de la disputa presidencial de 2011.

«No venimos a traer problemas a los hermanos de Chubut, sean de la idea que sean», afirmó Kirchner, en simultáneo a cánticos en contra de Das Neves que realizaron los asistentes al evento, donde se evidenció una amplia mayoría de representantes del gremio de Camioneros.

En su mensaje, el diputado electo reconoció que «el mundo vive momentos difíciles» y «para que siga creciendo la Argentina, no es momento de disputas menores por candidaturas», remarcó en un intento por postergar la discusión interna en el partido, que hace una semana la rechazó el pedido de renuncia y lo volvería a consagrar como su titular.

En esta oportunidad, se mostró acompañado por los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires), Daniel Peralta (Santa Cruz), Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Urribarri (Entre Ríos) y el ministro de Planificación Federal Julio De Vido, entre otros.

El ex mandatario subrayó que «la democracia es uno de los mejores bienes que tenemos» y, en ese sentido, enfatizó que «no hay que agredirse ni descalificarse. Cuando llegue el tiempo de las elecciones estarán los candidatos».

«A lo que nos quieren agredir, los que se ponen nerviosos, hablan y hablan, pero cuando llega la hora de la verdad y las ideas a veces se nublan un poco no tengan problema, sigan con el debate que siempre surgen ideas superadoras», manifestó el ex mandatario, en sintonía con las declaraciones que formuló en las últimas semanas contra la oposición y grupos mediáticos.

La visita fue promovida por el denominado «Nuevo Espacio», una línea interna del PJ de Chubut enfrentada con el gobernador local, Mario Das Neves, que disparó una fuerte polémica y agresiones entre las facciones internas del justicialismo chubutenses en los días previos a la llegada a la provincia.

En medio de las disputas, sostuvo que «los dirigentes tienen que dejar de usar el clientelismo y las necesidades de la gente», al tiempo que pidió que «no hagan pelear a la gente, hagan abrazar a la gente, para que con amor hagamos la patria y la provincia que queremos».