·

Toyota anunció su retiro de la Fórmula 1

Al igual que Honda a principios de este año, la casa japonesa dejará la categoría por la crisis económica. BMW y Bridgestone también se van. Jarno Trulli deberá buscarse otro equipo. El mejor resultado del italiano esta temporada fue un segundo puesto en Suzuka, Japón.

Siguiendo los pasos de la fábrica de neumáticos Bridgestone (que anunció que a fines de 2010 dejará de ser proveedor de la Fórmula 1) y de la alemana BMW, la japonesa Toyota se suma a la fuga de grandes multinacionales, por razones económicas, que inauguró Honda el año pasado –hoy el exitoso Brawn GP-.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

“Nos hemos dado cuenta de que no teníamos otra opción. Es una decisión muy dolorosa”, dijo el presidente de Toyota, Akio Toyoda, desde la casa central en Tokio. La marca, que ingresó a la Fórmula 1 en 2002, registró pérdidas en el primer trimestre del año comercial 2009/2010 por más de uS$ 2 mil millones y se espera que la compañía no tenga ganancias hasta los primeros meses del 2011.

La decisión de Toyota fue sorpresiva ya que pocos días atrás, desde las oficinas de Tokio dejaron trascender que habían tentado con un contrato multimillonario al piloto finlandés Kimi Räikkönen, quien abanadoná Ferrari ante la llegada del español Fernando Alonso.

Las pérdidas económicas y los malos resultados deportivos llevaron a Toyoda a decidir abandonar el “gran circo”. La escudería siempre estuvo lejos de poder pelear por el título y nunca ganó un gran premio en 139 participaciones. Esta temporada, Timo Glock arribó segundo en Singapur, mientras que Trulli lo hizo en Japón.

La decisión de Toyota dejará sin empleo a unos 650 trabajadores que desempeñan sus funciones en la fábrica del equipo en Colonia (Alemania). Además, los pilotos Jarno Trulli y Timo Glock deberán buscarse otros equipos para el próximo año. «Estamos completamente sorprendidos por la noticia», dijo un trabajador y agregó: “Nadie sabe lo que pasará”.

«Los anuncios esta semana de Toyota y Bridgestone de retirarse de la Fórmula 1 preocupan a la FIA», expresó la Federación Internacional del Automóvil en un comunicado. El máximo organismo intentó implementar para el próximo año un límite presupuestario de 45 millones de dólares por equipo, pero la Asociación de Pilotos (FOTA) se opuso y la FIA debió dar marcha atrás.