·

Polo tecnológico: Importadores prometen venganza

Luego de que la Cámara baja aprobara el polémico proyecto advierten que el aumento en los productos afectados por la ley será automático, sobre todo en monitores y celulares. Aunque no están afectadas por la ley, prometen también aumentar las PC’s.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Buenos Aires, noviembre 4 de 2009) – Minutos después de la sanción de la ley que grava a los productos tecnológicos que se fabrican fuera del Tierra del Fuego, las cámaras de empresas importadoras, afectadas por el cambio, reaccionaron con amenazas de fuertes aumentos en los precios de los electrónicos que no se fabrican en el país: «A nosotros nos va a impactar en monitores ya que se va a mantener la importación por un tiempo porque Tierra del Fuego no hace muchos monitores y no tiene la capacidad actual de suplir a nuestro mercado que es de alrededor de más de un millón de equipos nuevos por año. Como ellos no lo pueden fabricar el costo va a subir», le dijo a lanacion.com Adrián Lamandía, CEO de Novatech y miembro de la comisión de industria informática de la Cámara Argentina de Máquinas de Oficinas, Comerciales y Afines (CAMOCA). El ejecutivo estima que en los productos afectados por la normativa el aumento será automático a partir del primer día de diciembre , momento en que la normativa entraría en funcionamiento.

El aumento para celulares no fabricados en el país se estima en un 30%, las PC (fuera de la ley pero impulsadas por el alza en los monitores) subirían su precio en un 10 o 15 por ciento.

La Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE) que reune a las empresas fueguinas tiene una opinión diametralmente opuesta: «Esto apunta a mejorar la performance de los productos de industria nacional. A las críticas les decimos que obviamente no vamos a estar fabricando todo en la Argentina dentro de dos días pero este es un proceso en que se irán sumando muchos productos locales en 2010 «, declaró Alejandro Mayoral, presidente de AFARTE.

Luego de explicar que las PC, notebooks y netbooks no deberían aumentar por estar afuera del proyecto y que lo mismo debería pasar con los celulares fabricados en la isla , lanacion.com le preguntó a Mayoral qué sucederá con los equipos que no tengan el sello «made in Argentina». El ejecutivo respondió: » Puede ser que algún producto suba de precio, no puedo asegurar que ello no va a suceder. Pero nada obliga al importador a trasladar el impuesto directamente al consumidor».

Mayoral también declaró que si bien es cierto que no se ensamblan máquinas fotográficas en el país hay un plan para la fabricación de medio millón en los próximos meses.

Por su parte Norberto Capellán, presidente de CICOMRA, le dijo a lanacion.com que «parece desafortunado que se haya avanzado en la sanción de esta ley, esa es nuestra primera reacción. Es un retroceso. Esta medida nos frena como país. Esto no es promocion de la industria, es un simple impuesto que se lleva adelante a expensas de los consumidores».

Capellán afirmó que se pueden esperar aumentos de hasta un 30% en los celulares. En relación a la idea que impulsa AFARTE para que los fabricantes y las operadoras absorban el impuesto, el ejecutivo comentó: «Ningún país del mundo fabrica la variedad de equipos que están en el mercado. Si bien aún no está definida la estrategia a seguir por la industria no es esperable que el alza sea absorbida ya que este es un impuesto al consumo y los precios ya se bajaron para llegar a todas las clases sociales».

(Fuente: lanacion.com)