·

El Gobierno lanzó una asignación universal por hijo de $ 180 mensuales

Será para hijos menores y de por vida para discapacitados. Pero sólo alcanza a quienes no gozan de otro beneficio. Se otorgará a uno solo de los padres o responsables, hasta cinco chicos.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, 29 de Octubre de 2009) – El Gobierno recogió el guante que habían arrojado con fuerza la Iglesia y la oposición en las últimas semanas y anunció la creación de un sistema de asignación por hijo, mensual y por un monto de 180 pesos por cada menor, para quienes no reciben otro beneficio.

El anuncio, en el salón Mujeres Argentinas de la Casa Rosada, estuvo rodeado por un halo de misterio. A media mañana se supo que la Presidenta había convocado a los gobernadores que ayer participaron de la presentación de la reforma política y a otros dirigentes para un acto transmitido por cadena oficial.

Según palabras de la jefa de Estado, el beneficio «universal» irá a los hijos menores de edad y de por vida para aquellos discapacitados. De los 180 pesos, asignados a sólo uno de los padres o responsables, un 80 por ciento será entregado en mano y el 20 por ciento restante será depositado en el Banco Nación. Estará dirigido a quienes no reciben otro beneficio de ningún tipo.

El decreto plantea que la decisión «no garantizará que no haya más pobreza» porque «con una sola medida no se puede terminar con la pobreza».

El gasto total calculado por la Presidenta es de casi 10 mil millones de pesos anuales que saldrán de la ANSeS. Durante el anuncio, Cristina Kirchner enfatizó que como requisitos se exigirá que los chicos beneficiados «tengan atención médica y vayan al colegio».

La escucharon, además de los gobernadores, representantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, de otras organizaciones sociales, sindicalistas y funcionarios.

Entre las caras que mostró la transmisión oficial se pudo ver a la titular del movimiento Tupac Amaru de Jujuy, la piquetera K Milagro Sala, acusada hace un par de semanas de protagonizar un violento escrache contra el titular de la UCR, Gerardo Morales. El gesto hacia la dirigente se completó con un efusivo abrazo presidencial al término de los discursos.

La Presidenta también sostuvo que el beneficio se consigue «porque en algún momento decidimos que los recursos de los trabajadores sean usados en los trabajadores», en una defensa de la reestatización de los fondos de las AFJP.