·

Dakar 2010: Terranova cambia de marca

El mendocino dejó sorpresivamente el X-Raid y correrá el Dakar 2010 con un Mitsubishi Racing Lancer. Tendrá la asistencia de un equipo francés que compró la estructura de Ralliart.

No hay dudas que el Dakar es pura adrenalina. Sino que lo diga el mendocino Orly Terranova, que de buenas a primeras cambió de marca. En la edición 2010, que se disputará del 1º al 17º de enero en Argentina y Chile, correrá con un Mitsubishi Racing Lancer en lugar del BMW X3 que usó este año y que incluso le permitió ganar el último Rally de Túnez.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La noticia aún no es oficial. Se filtró en algunos sitios mendocinos, en las que incluso se publicaron fotos de Terranova con su nuevo vehículo, y tuvo eco en varios blogs confiables de Buenos Aires como Argentina Auto Blog (www.argentinaautoblog.blogspot.com).

Según pudo averiguar CORSA Online, la decisión de Terranova de dejar X-Raid, que representa de manera oficial a BMW, fue la llegada del español Nani Roma y el francés Stephane Peterhansel, quienes fueron contratados por el equipo tras la decisión de Mitsubishi de dejar de participar en la carrera por sus altos costos.

Analizando que las posibilidades de contar con un auto en condiciones de estar adelante iban a hacer mínimas, Orly cambió el rumbo y cerró acuerdo con un empresario francés que se hizo cargo de Ralliart, que prestaba la asistencia a Mitsubishi.

Vale recordar que junto a Ralliart, Mitsubishi logró 12 triunfos en sus 26 participaciones en el Dakar, incluyendo siete títulos consecutivos entre 2001 y 2007.

Habrá entre tres y cuatro pilotos y el argentino sería el número 1, algo que también lo convenció de dejar X Raid. Terranova se presentará en sociedad con su nuevo equipo en un evento que se realizará el 13 de noviembre.

El cuyano fue uno de los animadores de la edición 2009 peleando de igual a igual con los pilotos oficiales de VW y Mitsubishi. Su sueño de llegar a la meta llegó cuando promediaba la prueba tras un vuelco en el desierto de Atacama.

Fuente: CORSA