·

Las condiciones para el acto humanitario

El gobierno británico determinó una serie de limitaciones para permitir el viaje de los familiares de los caídos al cementerio de Darwin. Nada de banderas argentinas, insignias patrias, ni la entonación del himno nacional.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, 04 de Octubre de 2009) – Los representantes del gobierno del Reino Unido establecieron una serie de condiciones para permitir el viaje humanitario que realizaron los familiares de los soldados argentinos caídos en el conflicto bélico de 1982.

Minutos después de arribar el vuelo que trasportaba a la comitiva de 170 argentinos a la base militar de Mount Pleasant (Monte Agradable), en las Islas Malvinas, un representante de las autoridades británicos arribó al avión para recordarle a los deudos cuáles eran las limitaciones establecidas para su presencia en el territorio.

«No entonar el himno nacional, nada de banderas o insignias patrias», esas fueron las primeras indicaciones antes de bajar de la nave, según pudo saber Infobae.com. Las mismas fueron previamente consensuadas por el gobierno isleño y la Comisión de los Familiares de los Caídos.

Se recomendó también no recolectar piedras o demás elementos que puedan obtener en su estadía. Sin embargo, los integrantes de la comitiva argentina recibieron al término de la ceremonia en el cementerio un trozo de tierra proporcionado por las autoridades locales.

Los uniformados británicos coordinaron las tareas de traslado y la atención en el cementerio de Darwin. «No es custodia, no hace falta custodia, sólo somos anfitriones», aclaró uno de los militares consultados por este medio.

Fuente y Foto: Infobae