·

Malvinas: Emotiva ceremonia en Darwin

Un contingente de 170 familiares de caídos en la guerra de Malvinas participaron este mediodía de una misa en el cementerio de Darwin, dejando inaugurado formalmente un cenotafio en homenaje a los muertos durante el conflicto bélico.

(Río Grande, 03 de Octubre de 2009) – Una emotiva ceremonia se realizó en el cementerio de Darwin donde se inauguró un cenotafio y se ofició una misa en memoria de las 649 víctimas del conflicto bélico con el Reino Unido en 1982. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El titular de la Comisión de Familiares, Héctor Cisneros, expresó su «gratitud al gobierno argentino y británico por permitir este homenaje y también a los isleños que hicieron de lado las heridas del pasado».

Destacó, asimismo, que «el diálogo encima del conflicto hace extraordinaria esta inauguración» y remarcó que «nos une con los isleños el respeto por los que dieron su vida por la Patria».

La ceremonia se desarrolló en medio de un intenso frío, fuertes ráfagas de viento y gran emoción de los familiares que ofrendaron rosarios, flores y fotos de sus seres queridos y las depositaron en una urna empotrada frente a la cruz que se encuentra en el medio del cementerio.

Más temprano, los familiares recorrieron las tumbas del cementerio, en un clima de emoción y el dolor de hallarse frente a los restos de sus deudos. Conmovidos hasta las lágrimas, depositaron flores y rosarios en las tumbas, mientras permanecieron varios minutos frente a ellas. Luego, realizaron ofrendas en una urna empotrada frente a la cruz que se encuentra en el medio del cementerio.

Desde Río Gallegos

Con flores, rosarios, recuerdos, el vuelo de la empresa chilena LAN partió desde la capital de Santa Cruz a las 8.26, rumbo a las islas, con un pasaje integrado en su mayoría por mujeres que fue despedido bien temprano por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En los monitores del aeropuerto se podía leer «Las Malvinas son Argentinas. Buen vuelo. Gracias», una frase que fue distinguida tanto por la primera mandataria como por el canciller Jorge Taiana. Un grupo de ex combatientes entonó antes del viaje la Marcha de las Malvinas, y gritó en varias oportunidades frases de alto valor simbólico como «Viva la Patria», «Malvinas, la lucha no termina» y también «Vamos a volver».

La mamá del soldado José Honorio Ortega, Sonia Cárcamo, enfatizó que «este viaje significa todo un logro de la comisión de familiares que estuvieron esperando tantos años para inaugurar ese monumento que nos dio tanto trabajo poder construirlo».

Entre los presentes estuvieron el canciller Jorge Taiana, el gobernador santacruceño, Daniel Peralta; el vicegobernador, Hernán Martínez Crespo, ministros del gabinete; el intendente de Río Gallegos, Héctor Roquel; el obispo de Santa Cruz, Juan Carlos Romanín y el ex jefe del Ejército teniente general (R) Roberto Bendini.

La presidente Cristina Fernández de Kirchner, sostuvo esta mañana al despedir en Río Gallegos a los familiares de los caídos en las Islas Malvinas, que «ustedes no solamente van a ver a sus muertos, sino a los muertos de todos, porque los muertos de ustedes son también nuestros muertos».

Cristina, emocionada hasta las lágrimas, y abrazando a familiares de los fallecidos que se encontraban a su lado, dijo: «quiero que vayan con mucha fuerza, con mucha entereza, y que sepan que hay 40 millones de argentinos que les rinden homenaje junto a ustedes».

Agregó que «un día de este siglo un presidente argentino va a ir a rendir homenaje a sus muertos, en nombre de los derechos legítimos que tenemos sobre esas islas, en nombre del derecho de la comunidad internacional, porque deberán entender que no pueden existir enclaves coloniales en pleno siglo XXI».

La mandataria expresó finalmente: «yo prefiero esperar, en nombre de ese derecho internacional, en nombre de ese derecho sobre Malvinas y en nombre de la paz que debe reinar en todo el mundo. Gloria y honor a los caídos en Malvinas».

El avión de la aerolínea chilena LAN aterrizó en el aeropuerto de Mount Pleasant de Puerto Argentino, donde los familiares fueron recibidos por el vicegobernador de las islas bajo administración británica, Paul Martínez, y el comandante responsable militar del archipiélago, Gordon Moulds.

Luego fueron trasladados en ómnibus hacia el cementerio de Darwin, donde están enterrados 230 soldados argentinos y fue levantado en 2004 el cenotafio en su memoria, pero que recién ahora, cinco años más tarde, podrá ser inaugurado. Un segundo contingente de 205 personas viajará el próximo sábado.

(Télam/Dyn)