·

Pío Barroso: Cada uno de ustedes tiene poder

El organizador de la marcha contra la droga hizo un dramático llamado a la sociedad toda a “dejar la indiferencia” frente al flagelo. “Las buenas intenciones no sirven si no se acompañan con obras”, propició.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, setiembre 27 de 2009) – El peso de pasar en pocos días de trabajador del volante a movilizador social no le impidió al organizador de la marcha contra la droga asumir la responsabilidad de despertar conciencias para iniciar la lucha colectiva con el consumo, el contrabando de drogas y la corrupción que alienta el mal.

Pío Barroso, único organizador del reclamo que movilizó –sin apoyo de las instituciones- a casi trescientas personas, rescató el valor de unir voluntades advirtiendo a los presentes que “Cada uno de ustedes tiene poder, todos unidos vamos dar vuelta esta situación de la droga en Río Grande”.

“Somos vecinos, nos tenemos que cuidar unos a otros”, incitó, “Tenemos que dejar la indiferencia de lado, así hemos quedado por no darnos cuenta antes”.

“El objetivo no somos nosotros, es el futuro de los niños de Río Grande”, subrayó Barroso. Consideró que “Nos encontramos en el peor momento de convivencia, donde se rompieron los lazos sociales, miles de jóvenes pagan las consecuencias”, en tanto aprovechan “marginados sociales para sumar dinero a cualquier precio gozando del dolor ajeno”.

Sin hacer distinciones pidió a autoridades e integrantes de los poderes del Estado: “Por favor, ayúdennos a provocar el cambio en nuestra provincia que hoy comienza en nuestra ciudad”.

“Necesitamos ver cambios, salir de este flagelo de las adicciones”, imploró Barroso, convocando a “sociedad, Medios de comunicación, iglesias, gremios, si de verdad queremos combatir la corrupción debemos unirnos y cuando nos llaman, convocarnos”. “Las buenas intenciones no alcanzan si no se acompañan con obras”, finalizó.

Escuchar Audio