·

River: Los candidatos discrepan y se diluye la posibilidad de armar una mesa de diálogo

Los principales candidatos a presidente de River se mostraron sorprendidos hoy con la posibilidad de ser convocados a una mesa de diálogo que defina un candidato para suceder a Néstor Gorosito, manifestaron reparos y aunque se pronunciaron dispuestos a conversar, mostraron posiciones bastante diferentes.

Hugo Santilli aseguró que no le interesa «para nada» la posibilidad de llegar a un acuerdo con el resto de los postulantes a la presidencia de River, y le recomendó a la actual comisión directiva terminar su ciclo «con el técnico que pueda».< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

«No vamos a arruinar un proyecto que requiere de la gente, del consenso, la mística y la emoción por un campeonato que ya está perdido», explicó a Télam.

En ese sentido, recomendó a la comisión directiva cumplir con sus obligaciones y conseguir que el equipo sume puntos «por la delicada situación» en la que quedará River en la próxima temporada.

En tanto, Rodolfo D´Onofrio señaló que iría sólo «a intercambiar ideas sobre cómo manejar estos dos o tres meses que le quedan», aunque destacó que «como opositores, nunca fuimos convocados».

Sobre el futuro de Gorosito, dijo no haberlo tratado «nunca». «No sé si puede solucionar o no el problema porque nunca tuve una reunión con él: en River, cuando sos opositor, no te hacen parte de estas cosas», agregó.

Por su parte, Antonio Caselli se mostró a favor de seguir apoyando «al técnico y a los jugadores». En ese sentido, advirtió que prefiere que Gorosito mantenga su cargo.

«Si él toma la decisión de irse y nos convocan al diálogo, por supuesto que iremos», señaló.

Héctor Cavallero, a su vez, dijo estar dispuesto a acordar un nuevo entrenador, siempre y cuando participen también «referentes» del club, como Ramón Díaz, Enzo Francescoli y Norberto «Beto» Alonso.

De todas maneras, evitó dar una opinión respecto a qué hacer con Gorosito. «Cuando opiné, no tuve suerte», ironizó, y agregó: «Quise que se fuera Passarella porque vislumbraba lo que pasaba y no me hicieron caso».