·

Estacionamiento medido: No judicial a la intervención

El juez Lopez Tilli declaró improcedente la intervención a la asociación “Dejalo Ser, déjame ser”, que había sido solicitada por Smata. Al mismo tiempo, terminó la conciliación obligatoria y habrá más despidos.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 

(Río Grande, setiembre 20 de 2009) – El polémico concesionario del estacionamiento medido en Río Grande, Juan Cano, ganó una batalla en la Justicia que le permite seguir administrando la asociación que preside y anunció que dispondrá más despidos después de haberse librado de la amenaza de intervención.

Lopez Tilli denegó (al menos por ahora) la intervención de la entidad pedida por el gremio de Smata por considerar que “no están dados los extremos” exigidos por Ley. Designa, en cambio, un veedor judicial quien se deberá encargar de evaluar la verdadera situación económica y social de la asociación, de la cual ni siquiera está claro quiénes son sus actuales autoridades, por lo cual el juez ordena que sea la Inspección General de Justicia (IGJ) la que informe “quiénes son las últimas autoridades electas de la Asociación de Ayuda al Discapacitado Déjalo Ser Déjame Ser”.

Simultáneamente, Smata acumula una segunda derrota, esta vez en el terreno laboral, al darse por terminada la Conciliación Obligatoria decretada un mes atrás. Ello permitirá concretar al menos cinco despidos que habían sido dispuestos por Cano antes del período conciliatorio, entre los cuales se encuentra la propia tesorera de la Asociación.

 

Escuchar Audio