·

Con uno menos, San Lorenzo dejó dos puntos ante Racing

El ‘Ciclón’ empató como local 0 a 0 con Racing Club y quedó a 6 unidades de la cima de las posiciones del Aprtura. Aureliano Torres fue expulsado a los 34 minutos del primer tiempo. La ’Academia’ sigue sin ganar en el campeonato.

El ‘Ciclón’, con 7 unidades, quedó ahora a 6 de los punteros Rosario Central y Estudiantes de La Plata, mientras que Racing sigue sin ganar y reúne apenas 4 puntos sobre 15 posibles.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

San Lorenzo presentó un 4-3-1-2, con Juan Manuel Torres volcado como mediocampista izquierdo; Juan Carlos Menseguez en su puesto real de segunda punta y Fabián Bordagaray como delantero de área.

Racing desplegó un 4-4-1-1, con Braian Lluy en su posición natural de mediocampista derecho, Luis Fariña por la izquierda y Sebastián Grazzini como mediapunta.

El ‘Ciclón’ contó con la primera acción de riesgo del juego, a los 50 segundos, con un remate cruzado de Menseguez, que se fue cerca del palo derecho de Jorge De Olivera.

El ex River y Wolfsburgo trató de usufructuar las debilidades de Matías Cahais para marcar sobre el lateral.

A los 17 minutos, San Lorenzo generó una jugada curiosa, en la que los dos marcadores laterales confluyeron en ataque: Aureliano Torres envió un centro desde la izquierda y Pablo Pintos cabeceó por arriba del travesaño.

El local propuso la iniciativa, favorecido por la escasa recuperación en el medio de Racing, que presentó un solo volante central.

A los 26 minutos, Leandro Romagnoli metió un tiro esquinado, que Jorge De Olivera sacó al córner junto al palo derecho.

El ex Sporting de Lisboa se movió con libertad pero contó con un escaso apoyo desde el costado izquierdo, puesto que Aureliano Torres debió recorrer casi cien metros para llenar ese espacio.

No obstante, la expulsión de Aureliano Torres modificó los planes de Diego Simeone, quien introdujo a Gonzalo Bazán en lugar de Cristian Leiva, quien es por lo común el primer jugador en salir en la cabeza del entrenador.

Con un jugador más, Racing se adelantó en el terreno pero sin claridad en los últimos metros. Para aprovechar la ventaja numérica, Ricardo Caruso Lombardi metió a Lucas Castromán por el juvenil Fariña y cambió el sistema a un 4-3-1-2, con Grazzini de enganche.

En el segundo tiempo, Simeone intentó alternar en el fondo una línea de tres, dada la presencia de Bazán, quien ocupó el hueco dejado por Aureliano Torres.

Como Racing tenía dos delanteros, con tres en zona le alcanzó al local para no quedar

con los defensores mano a mano.

Casi sobre el cuarto de hora, Simeone dejó a su equipo sin delantero en el área, puesto que sacó a Bordagaray e introdujo al mediapunta Alejandro Gómez.

La ‘Academia’ desaprovechó la superioridad numérica y desnudó su impotencia cada vez que tomó la pelota. San Lorenzo, por más que haya tenido un jugador menos en el campo, tampoco fue un dechado de virtudes al momento de elaborar juego.

Menseguez, sin referencia en el área (con Bernardo Romeo en el banco), se las ingenió para rematar al arco, aunque sin claridad para definir.

Así, sin pena ni gloria, se fue un clásico que tuvo un punto de inflexión en la expulsión de Aureliano Torres, que frenó a San Lorenzo y, al mismo tiempo, puso al descubierto las limitaciones de Racing para generar peligro.

Para Caruso, Racing jugó bien y tuvo situaciones de gol

El entrenador de Racing tuvo una visión particular del partido de esta tarde ante San Lorenzo, pues sostuvo que su equipo tuvo una buena actuación y que sólo le faltó poder de definición.

“Tengo la sensación de que sólo nos faltó definir el partido. En el primer tiempo se jugó bien, creamos situaciones pero no las pudimos concretar”, explicó ante la incredulidad de todos Caruso Lombardi.

“En el segundo tiempo, sobre todo entre los 20 y los 25 minutos, creí que podíamos hacer el gol, porque tuvimos espacios, atacamos por el medio, por abajo, por arriba, por las puntas y no pudimos”, agregó.

“Nos falta convencernos de que podemos ganar, buscamos el partido a nuestra manera, me da bronca terminar estos partidos así, más cuando tenés tantas chances”, completó.

Pese a los dichos de Caruso Lombardi, cuesta encontrar situaciones claras de gol de Racing en los 90 minutos de juego.

Es más, cuando San Lorenzo se quedó con un hombre menos, los de Avellaneda en vez de ir a buscar el resultado se retrasaron más en la cancha, como aferrándose al empate.

Sin embargo, desde la línea de cal el entrenador del equipo observó un partido totalmente diferente al del resto de la gente que se presenció el encuentro.

“Sabemos que los empates no nos sirven, pero bueno. Yo soy un ganador, desde que estoy acá perdí sólo tres partidos y podemos salir adelante. Hoy mejoramos de mitad de cancha en adelante. Atrás estamos bien”, enfatizó Caruso.

El técnico de Racing también explicó que pasó con Rubén Ramírez, quien de quedar fuera de la lista de concentrados pasó a estar en el banco de suplentes esta tarde.

“No sé por qué se armó lío con Ramírez, tenía dolores en el tendón, nada raro, él ya sabía que no jugaba. Le pedí que el sábado viniera con el bolso por si se sentía mejor, nada más. El resto son inventos”, puntualizó.

Lo cierto es que en la lista de concentrados Ramírez no estaba, se informó un problema en un tendón y que por eso no iba a jugar, pero de forma milagrosa sanó y pudo estar en el banco de suplentes.