·

Del Potro quiere anotar su nombre junto a los de Vilas y Sabatini

Ellos son los únicos argentinos que se consagraron en el US Open. Willy lo hizo en 1977 al ganarle a Connors en el último año que se jugó sobre la arcilla de Forest Hills. Trece años más tarde, Gaby le ganó a Graf en Flushing Meadows.

Juan Martín del Potro está aquí en Nueva York con ganas de sumarse a un exclusivo grupo en el que sólo están los dos más grandes argentinos de todos los tiempos: Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini. Es que son ellos los únicos dos que tienen reservado un lugar en el listado de los campeones del US Open. Willy lo consiguió en el año 1977, cuando todavía se jugaba sobre la arcilla de Forest Hills. Más acá en el tiempo, en 1990, Gaby hizo lo suyo ya sí en Flushing Meadows, aunque su consagración fue en el estadio Louis Armstrong, entonces cancha central del Abierto estadounidense, y que hoy es escolta del imponente Arthur Ashe.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Ganador de cuatro Grand Slams en total Guillermo Vilas fue el primer argentino en lograr uno de los grandes torneos. Y en 1977 se dio el gusto de ganar el último US Open que se disputó en Forest Hills. Fue nada menos que ante el local Jimmy Connors, el máximo ganador de títulos individuales (109, 47 más que Vilas). El 2-6, 6-3, 7-6 y 6-0 le dio derecho a un cheque de 30.000 dólares. Una cifra ridícula si se tiene en cuenta que, por ejemplo, Kim Clijsters recibió anoche uno de 1,6 millones por haber ganado el de este año entre las mujeres.

«La vida del tenis son los Grand Slams», afirmó Vilas dos años atrás, al cumplirse 30 de aquel logro en Forest Hills. Por eso trata de estar siempre. Y si es vestido de jugador, mucho mejor. En la carrera hacia su segundo su final ante Connors, Vilas se deshizo de Manuel Santana (6-1 y 6-0), Gene Mayer (6-3 y 6-0), Víctor Amaya (6-3 y 6-3), José Higueras (6-3 y 6-1), Ray Moore (6-1, 6-1 y 6-0) y Harold Salomon (6-2, 7-6 y 6-2).

Para Gabriela Sabatini este torneo y esta ciudad tienen un sabor diferente a todos. El US Open fue el único de los cuatro grandes que pudo conseguir y tuvo un condimento especial: en la final le ganó a Steffi Graf, la gran rival de toda su carrera, a la que se dio el gusto de ganarle 11 veces. Fue el 8 de septiembre de 1990, con un marcador de 6-2 y7-6 (7-4). Y Nueva York fue la ciudad que eligió para anunciar su retiro del tenis el 24 de octubre de 1996, en el Madison Square Garden.

Para llegar a aquella final, Gaby eliminó antes a Betina Fulco (6-3 y 6-0), Beverly Bownes (6-2 y 6-0), Julie Richardson (6-1 y 6-1) Stephanie Rehe (7-5 y 6-4), Larisa Neiland (4-6, 6-4 y 6-1) y Zina Garrison (6-4 y 7-5). ¿De cuánto fue aquel cheque? De 137.500 dólares.

Juan Martín del Potro tiene hoy una nueva prueba de fuego. Ayer le dio una paliza inolvidable a Rafael Nadal. Pero hoy tendrá en frente al número uno del mundo, al más ganador de títulos de Grand Slam(15), al dueño de los últimos cinco trofeos que se entregaron aquí, a ese que ayer, antes de ganar, se puso match point ante Novak Djokovic con una inolvidable Gran Willy que hizo estallar de gozo al público en el Arthur Ashe y hasta mereció la felicitación de un rival que estaba al borde del KO. ¿Será este el año de Delpo?

Fuente: Clarín