·

Oficial: el clásico platense será el sábado, y sin hinchas de Gimnasia

El clásico platense número 146 del profesionalismo se disputará el próximo sábado, desde las 16.10, en el Estadio Ciudad de La Plata, pero sin público visitante, en este caso de Gimnasia y Esgrima, algo que se invertirá para el siguiente juego por el Clausura 2010.

Así quedó consensuado esta tarde en una reunión de la que participaron dirigentes de Estudiantes, el local, y Gimnasia, con las autoridades del Comité Provincial de Seguridad Deportiva (COPROSEDE), encabezados por su titular, el comisario mayor Rubén Pérez.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En ese encuentro se terminó por resolver este tema, al tiempo que quedó establecido que cuando se dispute la revancha el próximo año, ahora en el estadio del Paseo del Bosque, serán los hinchas de Estudiantes los que no estarán presentes.

Por Estudiantes asistieron los directivos Horacio Repucci, Bernardo Barrué, Marcelo Malaspina y Eduardo Vera, mientras que representaron a Gimnasia su presidente Walter Gisande y el vicepresidente Fabián Cagliardi.

En principio, el clásico platense se iba a disputar en el estadio de Racing Club, tanto el correspondiente a este Apertura como el del próximo torneo Clausura, a partir del hecho de que el Estadio Ciudad de La Plata se encuentra en etapa de refacción, ya que se le colocará el correspondiente techado, a raíz de su designación para ser sede de la Copa América 2011.

Pero en ocasión del agasajo que el gobernador de la provincia, Daniel Scioli, le tributó a los flamantes campeones de América, ante un pedido del presidente «albirrojo» Rubén Filipas y del propio capitán del equipo, Juan Sebastián Verón, aceptó frenar las obras para que sea el estadio Ciudad de La Plata el escenario del clásico.

Como consecuencia directa de ello se entró en una etapa de desencuentros, especialmente en cuanto a la cantidad de entradas que Estudiantes le entregaría a Gimnasia para el clásico que se viene, como la que le cederían los «mens sana» para la revancha.

Problemas de infraestructura, ya que las capacidades son diferentes en ambos reductos, provocó que se ahondaran las diferencias, al tiempo que también pesó un tema siempre preocupante como el de la seguridad.

Cabe señalar que Estudiantes podía entregar ocho mil localidades (6.000 generales y 2.000 plateas), mientras que Gimnasia solamente puede brindar 2.200 generales y alrededor de 300 plateas, dada la restricción que pesa sobre el reducto de 60 y 118.

Ante esta insuficiente reciprocidad, y luego de analizar distintos pro y contras, como que el próximo sábado Gimnasia reciba la misma cantidad de entradas que entregaría para la revancha (2.000), la imposibilidad de colocarlas en forma anticipada sin desbordes e incidentes y por los abundantes ejemplos acerca de cuando la demanda supera con holgura la oferta, es que se tomó esta determinación.

En consecuencia, el «derby» platense se jugará el próximo sábado a las 16:10 y no podrá asistir público visitante. Además fue suspendido el cotejo preliminar de reserva.

En el acta que se firmó esta tarde en el COPROSEDE se deja constancia que al estadio se permitirá el ingreso del plantel «mens sana» (11 titulares y 8 suplentes), el cuerpo técnico y médico, la utilería (cuatro personas y una sola combi), al tiempo que el local entregará, como mínimo cinco y como máximo diez entradas de protocolo para los visitantes.