·

Finalmente, Calchaquí se reunió con gremialistas

Después de la polémica desatada cuando los acusó de querer “desestabilizar” al gobierno, la diputada del Paufe recibió en su despacho a sindicalistas de ATE, Sutef y SAT. Adelantó que se sumará a una nueva reunión convocada en Buenos Aires para mañana.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, agosto 12 de 2009) – Después de la dura acusación que vertió sobre un grupo de gremialistas a los que acusar de buscar “desestabilizar” al gobierno provincial, la diputada del Paufe Mariel Calchaquí decidió volver sobre sus pasos y reunirse con dirigentes de ATE, Sutef y el SAT, quienes se encuentran en Buenos Aires propiciando reuniones políticas para tratar con funcionarios nacionales la situación en la provincia.

El reducido grupo de representantes de gremios estatales viajaron a Buenos Aires con la intención de reunirse con diputados y senadores fueguinos, además de impulsar un encuentro con funcionarios de primera línea del ministerio de Trabajo. En el segundo caso, la intentona fracasó rotundamente “por problemas de agenda” de los funcionarios requeridos, en tanto el encuentro con los legisladores contó únicamente con la solitaria presencia del justicialista Rubén Sciutto.

Al respecto, la única que dio explicaciones fue Calchaquí, quien, en duros términos, expresó que no se sentaría con quienes “buscan desestabilizar” al gobierno de la provincia. Sin embargo, este martes por la tarde, desde el despacho de la diputada nacional se informó que “Pasado el mediodía de hoy, la diputada Mariel Calchaquí recibió en su despacho a los representantes de ATE, SUTEF y SAT; Sres. Vera, Orellano, Suárez e Ibarra, con quienes dialogó acerca de temas inherentes a la provincia”.

“Con ánimo de encontrar soluciones a las distintas problemáticas y en el marco de respeto mutuo y de los ámbitos que ofrecen las instituciones de la democracia, la diputada Calchaquí se comprometió a participar de la reunión prevista para mañana en Casa de Tierra del Fuego en la Ciudad de Buenos Aires”, finaliza el escueto informe.