·

Ríos sale a frenar la escalada de paros

La masiva respuesta de los gremios a la falta de pago de salarios se concretaría en una parálisis total del Estado provincial a partir del lunes. La gobernadora convocó al diálogo a la cúpula gremial para evitarlo.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, agosto 6 de 2009) – El anuncio de que sólo se pagarán $ 2.000 de los sueldos de julio a cada agente de la administración pública provincial provocó hoy que la totalidad de los gremios estatales salieran a responder con medidas de protesta.

Tanto ATE como Sutef, ATSA y las asociaciones profesionales de ambos hospitales anunciaron medidas de fuerza que se iniciarían el lunes 10 sin plazo de finalización hasta tanto se terminen de pagar los salarios.

La escalada de anuncios gremiales se acompaña de la exigencia de se paguen los salarios en su totalidad tal cual ordena la ley y se termine con la modalidad de pago en cuotas establecida desde la misma llegada del ARI al gobierno.

Apenas retornada de Buenos Aires (donde presenció la aprobación en Diputados de la ley de protección a la industria fueguina), la gobernadora se impuso salir personalmente a intentar evitar lo que se convertiría desde el lunes en una paralización total del Estado en la provincia.

Con ese fin se cursaron durante la tarde invitaciones para sendas reuniones de diálogo hacia los directivos de todas las asociaciones gremiales.

Según se informó en Casa de Gobierno, las citaciones han sido cursadas ya y se establecería una ronda de diálogo por cada uno de los gremios por separado, entre este viernes y el lunes.

La intención, según se explicó, es poner a los sindicalistas al tanto de los números de caja, la drástica reducción de los ingresos (tanto por recaudación propia como por coparticipación) y las nulas posibilidades que el gobierno tiene para mejorar la mecánica de pago de salarios.

“La idea es lograr que los gremialistas entiendan la situación con los números en la mano”, confió la fuente, “y que sean ellos mismos los que le exijan a los legisladores que saquen las leyes que el gobierno espera para revertir el déficit”.

.