·

Cuando la soberbia gobierna

Una simple nota, respetuosa y acorde a los derechos constitucionales de peticionar e inquirir a las autoridades, fue el disparador de una decisión incomprensible, capaz de postergar por años las necesidades de toda una humilde barriada.


Desde hace poco más de un año, los vecinos de la Margen Sur vienen peregrinando detrás de un proyecto ambicioso, que tiene sus dificultades, pero que –decisión política mediante- constituiría una solución fantástica para los problemas de comunicación terrestre para toda la ciudad de Río Grande y muy en especial para miles de habitantes que tienen sus hogares o lugares de trabajo en el sector más humilde de la ciudad.


Generado no en despachos oficiales sino en la propia iniciativa de los vecinos, el plan propone abrir una salida alternativa hacia el sur, conectando (en un trazado de 15 km casi coincidente con el viejo camino a Ushuaia) a unos 10 barrios emplazados al sur del río Grande con la ruta 3 en cercanías de Punta María, sin necesidad de atravesar toda la ciudad y luego el puente colgante.


La nueva traza ahorraría a los vecinos de la margen Sur unos 15 kilómetros en su tránsito hacia el sur provincial, además de brindar una salida hacia Ushuaia, alternativa a la única posible, la que pasa por El Tropezón.


En sucesivas reuniones (y para alegría de sus mentores) la idea encontró inmejorable acogida en todos los funcionarios que tuvieron oportunidad de analizarla, quienes coincidieron que los costos –si bien elevados- no son un obstáculo insalvable. En un encuentro ocurrido en el Concejo Deliberante, los ediles se mostraron decididos a impulsar el proyecto que autoridades de Vialidad Nacional se comprometieron a financiar si la Municipalidad expropiaba los terrenos que hicieran falta enajenar para uso público.


Los mismos funcionarios municipales presentes aprobaron la idea y aseguraron que “en no más de un mes” los trámites de expropiación empezarían a ser impulsados desde la administración municipal.


Transcurrido largamente ese mes, y luego de un tiempo de significativo silencio, sorprendió a todos la salida a escena del secretario de Obras Públicas (el mismo que antes había comprometido su gestión) a advertir que “no está en los planes del Municipio” expropiar los terrenos que debían ser declarados de uso público y que hoy están en dominio de la estancia Cabo Peña.


¿Por qué el cambio de idea? ¿Por qué esa salida intempestiva a los medios cuando el tema ya no estaba en discusión y se suponía que estaba en trámite de ejecución?


A primera vista, estas preguntas no encontraban respuesta, no hubo ninguna explicación para el cambio de postura. Sin embargo, la única explicación posible se encuentra en la carta que se reproduce al pie. Una nota (que no se hizo pública en su momento) en la cual representantes de los vecinos de barrio Reconquista le consultaban al Intendente respecto de las razones de la demora en la tramitación del proyecto. La misiva guarda todos los requisitos de respeto, mesura y consideración que el destinatario impone y se enmarca perfectamente en el derecho constitucional de peticionar y pedir a las autoridades explicaciones sobre lo que a lo vecinos afecta e interesa.


El intento, sin embargo, parece haber sido un atrevimiento intolerable para funcionarios que no están acostumbrados a dar respuestas y que se sienten sumamente incómodos cada vez que deben dar explicaciones sobre sus actos a interlocutores no atrapados en la obsecuencia y el silencio cómplice.


La consulta de los vecinos parece haber disparado la arrogancia, la soberbia, la petulancia de quienes creen que han sido elegidos para ejercer despóticamente sus designios y no para administrar los intereses de los vecinos.


Es muy feo cuando la jactancia manda, cuando la soberbia gobierna, pero es mucho peor cuando estas actitudes de vano orgullo obran en perjuicio de los propios vecinos, paralizando una iniciativa que cuenta con total apoyo por ser absolutamente necesaria, aunque no haya sido gestada en un despacho municipal o aunque con ella no vaya implícito un negociado, de esos que tanto atractivo tienen para muchos detentores del poder.



Reproducción textual de la nota presentada por vecinos de la margen sur al Intendente Municipal, el 21 de julio pasado:



Río Grande, 21 de julio de 2009


Sr. Secretario de obras publicas


Dn. Julio Bogado


S———/——–D



De nuestra mayor consideración; los integrantes de la junta vecinal del Bº RECONQUISTA, tenemos el agrado de dirigirnos a usted con el fin de solicitarle una audiencia urgente para tratar el tema que nos preocupan poder darle una solución a corto plazo.


Sr. Secretario el día 27 de marzo próximo pasado, se efectúo aquella reunión tan importante y amena que se realizo en el concejo deliberante con su presencia, la del presidente del consejo deliberante Dn Felipe Rodríguez, los concejales Marisa Montero, Raúl Moreira, Miriam Boyadjian representante de Vialidad Nacional y dirigentes barriales, después de haber recibido mas de 1600 firmas y notas de asociaciones que acompañan y apoyan esta iniciativa por la importancia que tiene el proyecto, APERTURA DE LA ANTIGUA RUTA Nº 3. En esa reunión hubo compromisos asumido por los distintos sectores que estaban presentes, Vialidad Nacional a la apertura y enripiado de la ruta, los concejales a la aprobación del pedido de expropiación de la antigua ruta, y usted a la presentación del anteproyecto declarando de utilidad publica y solicitar la expropiación de la antigua ruta al concejo deliberante antes de los treinta días de esa reunión.


Sr. Secretario habiendo pasado mas de 110 días de esa reunión no tenemos respuesta alguna a su compromiso de 30 días, como tampoco accedió a aceptar otra reunión, y solamente escuchamos la frase de usted cuando lo encontrábamos por casualidad entrando o saliendo de su despacho, “hoy no puedo pero la semana que viene lo vemos” o la frase de su secretario “hoy no puede enseguida se va a una reunión a intendencia” o “lo de ustedes esta agendado no te preocupes lo hablo con el y te llamo” no entendemos la negativa de no reunirse con este grupo de gente que lleva la vos de mas de 1600 voluntades y de otras tantas que dieron su apoyo atraves de sus respectivas organizaciones interesado en la apertura de esa ruta, que tiene únicamente interés de la apertura para el crecimiento del sector.


Sr. Secretario no queremos pensar que el interés por abrir esa ruta puesto de manifiesto en aquella reunión por el Sr. Intendente al cual usted representaba según sus palabras, el apoyo de los Srs. Concejales, su compromiso, el compromiso de los representantes de Vialidad Nacional, el entusiasmo de los dirigentes barriales son pisoteado tal ves vaya a saber porque raro y oculto interés de no abrir esa ruta y beneficiar al sector con menos voces pero con mucho poder y dinero como es en este caso que se trata de un estanciero.


Sin mas que agregar y esperando una reflexión de su parte y una pronta respuesta.



Sergio Fresia – Secretario Bº Reconquista


Dario Silvero – Presidente Bº Reconquista



Notas Relacionadas:


Los vecinos de margen Sur piden…


Montero: Veo viable…