·

Zelaya ingresó a Honduras, pero luego regresó a Nicaragua

El depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya cruzó la frontera desde Nicaragua, pero minutos después regresó hacia territorio nicaragüense, a la localidad de Las Manos. A sólo a 12 kilómetros hubo un ataque militar contra manifestantes que dejó dos heridos.

(Río Grande, 25 de Julio de 2009)

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El cruce de la comitiva del presidente Zelaya fue mostrado por Telesur, que también informó que manifestantes que lo respaladan fueron reprimidos en Honduras por la policía y el ejército cuando se dirigían a la frontera para recibir al presidente depuesto.

El gobierno de facto ratificó que Zelaya será detenido si regresa a Honduras, aunque no lo hizo durante los minutos en los que permaneció en su país.

Al menos dos heridos de bala es el saldo del ataque del Ejército y la Policía a un grupo de unos 4.000 hondureños que marchaba a recibir al presidente Zelaya en la localidad de El Paraíso, a 12 kilómetros de la frontera con Nicaragua.

El corresponsal de CNN en español afirmó que al iniciarse el estado de sitio anunciado por el presidente de facto Roberto Micheletti en las zonas de frontera, militares y policías atacaron a balazos y con gases lacrimógenos a los manifestantes que marchaban hacia la Aduana a la salida del pueblo de El Paraíso.

Los incidentes se produjeron cuando representantes de los simpatizantes de Zelaya y autoridades militares se encontraban negociando el pedido de los manifestantes de que se les autorizase continuar hacia la frontera aduciendo el derecho constitucional de libre circulación.

El periodista agregó que otro grupo militar cercó a la multitud por la retaguardia y un tercer retén se desplegó por uno de los costados en calles del poblado.

En la descripción de la situación, el corresponsal precisó que la manifestación estaba constituida por familias enteras, hombres, mujeres y niños, desarmados, algunos de los cuales contestaron con piedras el ataque de las fuerzas de seguridad.

Finalmente destacó que los manifestantes se dispersaron en búsqueda de resguardo por el ataque, pero no se retiraron del lugar.