·

Paran hoy los médicos en hospitales provinciales

La medida de fuerza será total e incluye una movilización de profesionales de Río Grande a Ushuaia para brindar allí una conferencia de prensa en la que pondrán de manifiesto sus reclamos.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, julio 23 de 2009) – Profesionales del Hospital Regional de la ciudad de Río Grande llevarán adelante en la jornada de mañana jueves 23 una medida de fuerza consistente en un paro total de actividades y movilización hacia la ciudad de Ushuaia.

La iniciativa responde a una decisión adoptada por la asamblea del sector llevada a cabo la semana pasada, en el marco del conflicto que mantienen con el Poder Ejecutivo Provincial.

Los profesionales tienen previsto realizar una conferencia de prensa en el hotel Canal de Beagle de la ciudad capital a las 13 horas, con el objetivo de comunicar a la prensa los alcances del paro y explicar en qué consisten sus reclamos.

Básicamente, sus solicitudes están centradas en la restitución de derechos laborales adquiridos que corresponden por definición a la profesión que ejercen: uno respecto de los adicionales que componen mayoritariamente el ingreso salarial dentro de la recategorización definida hace más de un año (los salarios básicos se cancelan en relación con las categorías de revista mientras que los adicionales sólo se pagan hasta la categoría 21); y el otro la recuperación de los ítems por dedicación exclusiva y responsabilidad profesional.

Cabe destacar que los médicos reconocieron el buen nivel de diálogo logrado en una reciente reunión mantenida con el interlocutor designado por el Gobierno y el Ministro de Economía de la Provincia, pero en principio la solución a sus reclamos no parece estar a la vista.

En el marco de la situación que vive el sector, los integrantes de la Asociación de Profesionales del Hospital Regional Río Grande conformaron un fondo solidario para quienes se vean económicamente perjudicados por los descuentos determinados por el Gobierno en anteriores oportunidades de medidas de fuerza.

Por su parte -y ante el acatamiento masivo que se anticipó a la protesta- el gobierno anunció que exigirá al gremio médico que «se garanticen los servicios esenciales» en ambos nosocomios.