·

La FIFA dio el visto bueno a la cancha de Central

El organismo que preside Joseph Blatter aprobó al estadio Gigante de Arroyito como sede alternativa para que el seleccionado argentino juegue allí los partidos correspondientes a las eliminatorias sudamericanas. El jefe de prensa de Rosario Central, José Grimolizzi, adelantó que las reparaciones en el estadio comenzarían el próximo miércoles.

Fuentes de la AFA le confirmaron la noticia a Télam, aunque la misma será dada a conocer en las próximas horas en forma oficial.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Ahora, el titular de la AFA, Julio Grondona, le podrá dar el gusto al técnico del seleccionado argentino de fútbol, Diego Maradona, de ser local ante Brasil, el próximo 5 de septiembre, ante Brasil por la eliminatoria sudamericana.

De todos modos, la cancha de Rosario Central deberá mejorar muchos aspectos, algo que marcó el Oficial de Seguridad de la FIFA, el venezolano, Rigoberto Uzcátegui, quien el jueves pasado inspeccionó el Gigante de Arroyito.

Según pudo averiguar Télam, los arreglos que deben realizarse son principalmente en el vestuario visitante, el acceso para los jugadores e hinchas, al igual que el sector de prensa.

Con esta resolución y si las obras que deben realizarse en la cancha de Rosario Central se llevan a cabo sin problemas, la AFA podrá resolver jugar ante Brasil en ese estadio.

Todo indica, por los movimientos que realizó Grondona, que el seleccionado argentino jugará ante Brasil en Rosario, aunque hasta que no esté la confirmación oficial la cancha de River sigue siendo una alternativa.

Las refacciones en el Gigante empezarían el miércoles

El jefe de prensa de Rosario Central, José Grimolizzi, le dijo a Télam que las reparaciones del Gigante de Arroyito comenzarían el próximo miércoles, una vez que el Comité Ejecutivo de la AFA confirme mañana a ese escenario como sede del partido entre Argentina y Brasil.

“Si el Comité Ejecutivo de la AFA confirma mañana por la noche a nuestro estadio para albergar el encuentro entre Argentina y Brasil, el miércoles ya empezaríamos con las refacciones. Y para la última semana de agosto las obras ya estarían terminadas”, le dijo Grimolizzi a Télam.

De todos modos, habrá que ver si los dirigentes en la AFA tendrán tiempo en la reunión de mañana para atender este asunto, en virtud de que se sorteará el torneo Apertura 2009.

Argentina y Brasil se enfrentarán el 5 de septiembre próximo por la 15ta. fecha de las eliminatorias del mundial de Sudáfrica 2010 en el Gigante de Arroyito, luego de la polémica generada por el mal estado del campo de juego del Monumental, de Núñez, en ocasión del partido ante Colombia.

“Se harán reformas en la zona de vestuarios y en el sector de prensa, donde se colocarán nuevos pupitres y se destinarán palcos VIP. Además, se levantará el nivel de los bancos de suplentes”, explicó Grimolizzi.

El jefe de prensa de Central destacó que el campo de juego del Gigante estará “en muy buenas condiciones” porque se aprovechó la pausa impuesta por el receso en la competencia local para resembrar el césped.

“Es un orgullo muy particular para Rosario Central ser el primer club del interior del país en albergar partidos de eliminatorias. Se trata de un escenario que cuenta con la experiencia de haber sido la subsede del Mundial ’78, de haber albergado el choque con Brasil por la Copa América de 1979 y la final de la Copa Conmebol 1995 entre nuestro club y Atlético Mineiro, de Brasil”, concluyó Grimolizzi.